En la apertura de la Exposición Internacional de Importaciones de China, Xi promueve mayor apertura y cooperación

6 de noviembre de 2018

6 de noviembre del 2018 — En el discurso de apertura del Presidente de China, Xi Jinping, en la inauguración de la primera Exposición Internacional de Importaciones de China (EIIC), anunció que China está abierta a los negocios. Al reunir a líderes empresariales, académicos, y jefes de Estado en Shanghái, la EIIC es la primera en su tipo en donde las compañías extranjeras exhiben sus productos, en vez de que las compañías chinas presenten los suyos. Es una señal clara de que China está dando un nuevo paso hacia su “reforma y apertura” y colocar la alfombra de bienvenida para las compañías que quieran vender sus productos o instalar su empresa en China. “Bajo el tema de ‘Una Nueva Era, un Futuro Compartido’, la EIIC ayudará a los amigos de todo el mundo a aprovechar las oportunidades que presenta el desarrollo de China en la nueva era y ofrecerá una plataforma para que podamos profundizar la cooperación empresarial internacional por la prosperidad y progreso compartidos”, dijo Xi.

El Presidente de China pronostica $40 billones de dólares en importaciones, de los cuales serían $30 billones en mercancía y $10 billones en servicios, en los próximos 15 años, y un crecimiento económico continuo de China. Dijo que crearon 11.7 millones “de nuevos empleos urbanos” desde enero hasta septiembre del 2018.

Sin ninguna duda, además, Xi le enviaba el mensaje claro a Estados Unidos de que China quiere tomar mayores medidas para abrir sus mercados a los productos estadounidenses para resolver el conflicto comercial. Aunque participan 180 compañías de Estados Unidos en le EIIC, EU tomó la medida simbólica de no enviar una delegación oficial. Muchos jefes de Estado o de gobierno, sin embargo, si asistieron, y numerosas delegaciones oficiales están presente.

“China seguirá indefectiblemente una estrategia de apertura y de ‘ganar-ganar’, adoptará programas de alta calidad para avanzar con la liberalización y agilización del comercio y las inversiones, y acercarse a una apertura a nivel nacional que coordine las zonas de la costa y las zonas internas y conecte a las regiones orientales y occidentales”, le dijo Xi a los delegados. “China seguirá defendiendo firmemente la apertura a nivel global, y continuará actuando como un motor de estabilidad del crecimiento global, un gran mercado con enormes oportunidades, y un partidario ferviente de la reforma a la gobernanza global”.

Xi anunció cinco nuevas medidas que China va a tomar para ampliar su política de apertura. Va a estimular el potencial para que aumente la importación bajando los aranceles, aumentar el ingreso per cápita y su poder adquisitivo, y agilizar el despacho aduanero. Además continuará ampliando el acceso a los mercados, dando la posibilidad a los inversionistas extranjeros a que inviertan en el sector de servicios, así como en el sector agrícola, el sector minero y el sector manufacturero. También habrá una mayor posibilidad para la participación extranjera en los sectores de educación y de medicina. China va a promover un “medio ambiente empresarial de clase mundial”, con controles más estrictos a los derechos de propiedad internacionales. Asimismo, China va a crear más zonas piloto de libre comercio, entre ellas una con Japón y con Corea del Sur. También Xi anunció que tomará medidas para ampliar la zona de libre comercio de Shangai y convertirla en uno de los primeros centros financieros del mundo.

El Presidente Xi tuvo también un mensaje para los críticos en Estados Unidos y en otras partes, que quieren debilitar el curso de desarrollo exitoso de China. Afirmó que “los demás países” también deberían ocuparse de sus propios problemas internos: “No deberían hacer señalamientos a otros y pasar por alto sus problemas propios. No deberían estar allí con una ‘linterna’ en la mano haciendo nada sino checando las debilidades de otros y no de las suyas”. A pesar de la actual ola de problemas, dijo Xi, “para utilizar una metáfora, la economía china no es un estanque, sino un océano. El océano puede tener sus días de calma, sin embargo podemos esperar grandes vientos y tormentas. Sin ellos, el océano no sería lo que es. Los grandes vientos y las tormentas pueden molestar a un estanque, pero nunca a un océano. Luego de experimentar numerosos vientos y tormentas, ¡el océano siempre va a estar allí! Es lo mismo con respecto a China. Luego de atravesar por 5,000 años de pruebas y tribulaciones, ¡China está aquí todavía! Mirando hacia adelante, ¡China va a estar aquí siempre!” dijo Xi, recibiendo una apasionada ovación y aplausos.

Xi señaló de nuevo a la Iniciativa de la Franja y la Ruta como un modelo nuevo para las relaciones entre las naciones en donde todos ganan.