Próxima Secretaria de Gobernación de México, introdujo proyecto de ley para legalizar la marihuana

12 de noviembre de 2018

12 de noviembre de 2018 — A solo tres semanas de que el Presidente Manuel López Obrador (AMLO) asuma su cargo el 1º de diciembre, la senadora Olga Sánchez Cordero, nombrada para ser Secretaria de Gobernación de AMLO, introdujo un proyecto de ley para legalizar la producción, el consumo y la posesión de la marihuana para uso personal, y también para hacer investigaciones científicas. Su propuesta fue respaldada por legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y del Partido Verde, entre otros.

Hablando como la seguidora que es del cabecilla del narcotráfico, George Soros, Sánchez declaró que el proyecto de ley tiene el propósito de poner fin “de una vez por todas con la guerra [antidrogas] que sigue matando mexicanos y que nos mantiene en un estado de guerra. No queremos más muertos”. En declaraciones a las que se han unido otros legisladores, Sánchez alegó que la violencia relacionada con las drogas que ha enturbiado a México por años se debe solo a la política “prohibicionista” implementada por los dos últimos Presidentes, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Sánchez presentó su propuesta el 8 de noviembre, luego de que el pasado 31 de octubre el Supremo Tribunal de Justicia emitió su sentencia por quinta vez consecutiva, de que una proibición absoluta del consumo de la marihuana recreativa es anticonstitucional, con lo cual estableció un precedente para que tribunales inferiores den fallos al respecto. El proyecto de ley propuesto, que debe ser aprobado por varias comisiones y debatido en audiencias públicas, pide que el uso comercial, científico e investigativo del cannabis y de sus derivados, sea regulado por el Estado, como se aprobó en Uruguay. Autoriza a los ciudadanos a producir y cosechar, “preparar y transformar” hasta 20 plantas de marihuana para consumo personal, con un límite de 480 gramos al año.

Aparentemente AMLO apoya esta propuesta de ley. El brutal asesinato cometido el mismo jueves 8, de la hija de 22 años de edad, de una diputada del partido Morena de Veracruz, lo cual ahora reportan como un caso de “identidad equivocada”, es un testimonio de las presiones a las que está sometido el nuevo Presidente para que no se aleje del plan imperial británico y de George Soros de legalización de las drogas, o que haga cualquier otra cosa que pudiera ofender a Londres. Como Donald Trump ya dijo que él se opone a la legalización de las drogas en México, la aprobación del proyecto de ley de Sánchez serviría para exacerbar las relaciones entre Estados Unidos y México, en momentos en que la cooperación y la colaboración debiesen ser prioridad en la agenda.