Punto de vista ruso sobre el triunfalismo insustancial de Macron en París

17 de noviembre de 2018

12 de noviembre del 2018 — El jefe de redacción de Russia in Global Affairs y director de investigaciones de la Fundación para el Desarrollo y Apoyo al Club de Discusión Valdai, Fyodor Lukyanov, hizo declaraciones apabullantes sobre la celebración que hizo el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, del centenario del armisticio de la Primera Guerra Mundial.

TASS lo reseño el 12 de noviembre: "Las celebraciones a gran escala en París para conmemorar el centésimo aniversario del armisticio de la Primera Guerra Mundial, no fue más que un evento protocolario que no ofreció una plataforma para el diálogo entre los jefes de Estado del mundo, le dijo Fyodor Lukyanov a TASS el lunes". Se refirió a la importante reunión que se llevaría a cabo allí entre los Presidentes Donald Trump y Vladimir Putin, la cual según indicó Putin, se había cancelado por insistencia de Macron, para no crear "distracciones" de este magno evento.

De acuerdo a la reseña de TASS, Lukyanov dijo: "Como se trataba de un evento social, no se podía esperar ningún logro. En mi opinión, nadie albergaba ninguna esperanza en esta reunión, excepto los analistas demasiado entusiasmados de algunos medios". Más al punto, dijo que "fue una ceremonia completamente protocolaria, cuyo objetivo era antes que todo darle la oportunidad al Presidente de Francia, Emmanuel Macron, de dar un discurso. El se encargó de arreglar los preparativos de manera minuciosa para ello, como organizar que el Foro por la Paz en París se realizara al mismo tiempo que estas celebraciones".

Según Lukyanov, "Macron ha estado construyendo con cuidado su imagen de líder mundial como alternativa al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, según su perspectiva mundial; naturalmente, de acuerdo a sus opiniones propias. Que haya tenido éxito o no en esto, eso es otra cosa; pero ese es su objetivo".

Helga Zepp-LaRouche, presidente del Instituto Schiller, quien estuvo recientemente en Rusia del 24 al 28 de octubre, donde dio discursos sobre la importancia urgente de una colaboración entre el Presidente Trump y el Presidente Putin en contra de los planes británicos de guerra geopolítica, calificó de "despreciable" la postura del Presidente Macron. Advirtió que había contribuido a crear incertidumbre en torno a la posibilidad de una reunión bilateral más crucial entre Trump y Putin planeada para que se lleve a cabo en la Cumbre del G20 en Buenos Aires, Argentina, a finales de noviembre.