Discurso de Xi Jinping en la cumbre de la APEC: “Juntos en el mismo barco para crear un mejor futuro”

22 de noviembre de 2018

21 de noviembre de 2018 – El Presidente de China, Xi Jinping, dio un discurso de media hora en la Cumbre de Directores Generales 2018 del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), Papua, Nueva Guinea, el pasado sábado 17, al cual tituló “Juntos en el mismo barco para crear un mejor futuro”. La reunión y otros actos del foro APEC, se llevaron a cabo a bordo del Crucero Pacific Explorer anclado en Port Moresby, y Xi Jinping utilizó referencias y metáforas marinas para explicar su planteamiento. El centro de su mensaje fue sobre la colaboración internacional, y dijo que “mientras afrontamos las aguas turbulentas de la economía global y confrontamos los muchos riesgos y desafíos, también es muy apropiado que nos hayamos reunido en este barco para definir el rumbo de un mayor desarrollo y cooperación futuras”.

Xi planteó cinco puntos principales, y al concluir habló sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta, de la cual dijo, “la Iniciativa de la Franja y la Ruta es una plataforma abierta para la cooperación”. Defendió a la iniciativa y explicó que “no está diseñada para que sirva a ningún plan geopolítico escondido. No busca atacar a nadie, y tampoco excluye a nadie. No es un club exclusivo al cual solo entran los miembros, ni es una ‘emboscada’ como la han etiquetado algunos”. De esta manera refutó directamente los ataques en contra de la iniciativa provenientes del eje Wall Street y la City de Londres, entre ellos el ataque que hizo el vicepresidente Mike Pence, quien representó a Estados Unidos en la reunión de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ANSEA) y en el Foro APEC.

Xi había hecho referencia a los tiempos turbulentos en el Pacífico Sur en el pasado, como en la Segunda Guerra Mundial, y las temibles batallas en el Mar de los Corales y en Guadalcanal. Recalcó que hay que aprender de las lecciones que da la historia. “Un filósofo chino de la antigüedad observaba que uno tiene que limpiar el espejo antes de mirarse en el, y que uno debe aprender las lecciones del pasado antes de tomar las decisiones del día”.

En suma, los cinco puntos planteados por Xi fueron:

Primero; buscar la apertura en las relaciones internacionales y “hacer un espacio para el desarrollo”.

Segundo; concentrarse en ampliar el desarrollo y mejorar el bienestar de los pueblos. “Hay que acoplar la implementación de la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible con las estrategias de desarrollo nacional de cada país y construir activamente una asociación de desarrollo global igualitaria y equilibrada”.

Tercero; sobre la inclusión, la integración y el aprendizaje mutuo. “Vivimos en el mismo planeta. En el que habitan más de 200 países y regiones, más de 2,500 grupos étnicos y más de 7 mil millones de personas”, dijo el presidente Xi en su discurso. “La diversidad y la interacción entre diferentes civilizaciones, sistemas sociales y caminos, pueden ofrecer un gran ímpetu para el progreso humano”.

Cuarto; enfocarse en “la innovación y abrir nuevas fuentes de crecimiento”.

Quinto, “debemos buscar una perspectiva sustentada en normas para mejorar la gobernanza global... los desacuerdos deben resolverse por medio de consultas”.

Con respecto a la actividad económica y el comercio, Xi repasó con mucho detalle las acciones que China echó a andar recientemente. Se redujeron los aranceles para 1,449 productos de consumo, y 1,585 productos industriales. Los aranceles a los automóviles bajaron al 13.8%, y para las autopartes los aranceles bajaron hasta el 6%. “En general los aranceles chinos se redujeron hasta un 7.5%”.