New York Times inicia una reevaluación global sobre China; reconoce que “el sueño americano esta vivo, en China”

23 de noviembre de 2018

23 de noviembre de 2018 — La edición dominical del diario New York Times del 18 de noviembre, inició una serie de artículos sobre China que contrarrestan en buena medida la andanada de mentiras contra Cina que han dicho en los meses pasados, y que se resumen en las sandeces que dijo el vicepresidente Mike Pence, primero en el Instituto Hudson el 4 de octubre, y luego en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) y en la del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), en Asia la semana pasada. Pero los lectores deben recordar cómo ocasionalmente el imperio británico se ha visto forzado a reconocer el fracaso de sus políticas, para poder reestructurar su perspectiva y preservar el imperio. En este caso, el NYTimes plantea la advertencia de que podría ser inevitable o necesaria que surja un conflicto de Estados Unidos con China.

El paquete incluye la Parte 1 de una serie de cinco partes titulada "Reglas de China; no les gustó el libro de reglas de occidente. Así que escribieron el suyo propio". La Parte 1 se titula "La tierra que omitió el fracaso", firmada por Philip Pan, director para Asia del Times. Las próximas cuatro partes saldrán en la edición dominical del New York Times del 25 de noviembre. La Parte 1 estuvo acompañada por cinco artículos separados, escritos por otros autores en un paquete llamado "Cómo se convirtió China en una superpotencia".

En la Parte 1, las "Reglas de China" por Philip Pan, describe con bastante detalle cómo China rechazó la fórmula de “occidente” (léase imperio británico) sobre cómo se deben comportar las naciones. "Ocho Presidente estadounidenses supusieron" escribe, "que eventualmente China se iba a doblegar... La prosperidad iba a alimentar la demanda popular por la libertad política y llevaría a China al redil de las naciones democráticas. O que la economía de China iba a desfallecer bajo el peso del gobierno autoritario y de corrupción burocrática. Sin embargo, ninguna de esas dos cosas sucedieron". El subtítulo is: "Occidente estaba seguro de que el enfoque chino no funcionaría. Solo tenían que esperar. Y todavía están esperando".

Pan repasa el proceso de reforma, comenzando en 1984 cuando varios economistas en torno a Deng Xiaoping se reunieron en Shangai para discutir como "avanzar y alcanzar a Occidente". Luego de 40 años de crecimiento continuo, Pan dice, "ahora China lidera al mundo en número de propietarios de viviendas, usuarios de Internet, graduados de universidad, y según algunas versiones, en mil millonarios. La pobreza extrema se ha reducido hasta llegar al 1%", y China se ha convertido en "el rival más importante para Estados Unidos desde la caída de la Unión Soviética".

Luego advierte que Xi Jinping está "de nuevo dirigiéndose hacia la represión, apretando su puño sobre la sociedad, concentrando el poder en sus manos, para establecer el gobierno de por vida ", y así por el estilo. Las otras cuatro partes, que se van a publicar el domingo 25 de noviembre, se titulan: "Cómo controlar a tus ciudadanos: oportunidad, nacionalismo, miedo"; "¿Qué está haciendo China allí? ¿Y allá? Jugándose su papel como potencia mundial"; "La economía de China se convirtió en la #2 desafiando a la #1. Ahora está en una encrucijada"; y "El camino hacia la confrontación".

De los artículos que acompañan la edición del 18 de noviembre, uno es un ataque contra la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR), y hace un resumen de 600 proyectos en todo el mundo, entre ellos 41 oleoductos, 203 puentes, carreteras y líneas ferroviarias, y 199 plantas de electricidad. Ellos argumentan que el propósito primordial de todos estos proyectos es el beneficio de China misma, mientras que las plantas de electricidad en su mayoría son plantas de carbón, "que juntas causan mayor polución que España". Afirman que sus puertos podrían ser utilizados por la Armada del Ejército Popular de Liberación (de China). Otros tres artículos tratan sobre: el esfuerzo de China para igualar los microchips de occidente; de cómo las compañías de Internet chinas compiten con las de Estados Unidos; y la influencia de China en Hollywood.

Sin embargo, el más interesante se titula, "El sueño americano está vivo. En China". Le pide al lector que se imagine a dos jóvenes de 19 años, ambos criados en la pobreza, uno en Estados Unidos y uno en China.¿Quién tiene "la mejor oportunidad de ascender socialmente?". En el pasado, esto fácilmente sería el estadounidense, escribe, siguiendo "el sueño americano". Sin embargo hoy, "China ha avanzado tan rápido que la oportunidad que tienen de ascender socialmente y mejorar su nivel de vida allí son mucho mayores que las que hay en Estados Unidos".

Y concluye: "Todavía China en general es mucho más pobre que Estados Unidos. Sin embargo los chinos han asumido el liderato en el indicador económico más intangible pero el de mas valor: el optimismo".