Reunión organizativa de grupo español que promueve la Nueva Ruta de la Seda en Madrid

24 de noviembre de 2018

24 de noviembre del 2018 — En la víspera de la visita que hará a España el Presidente de China, Xi Jinping, del 27 al 29 de noviembre, Marcelo Muñoz, de 82 años de edad, presidente del grupo de expertos “Cátedra China”, presentó el nuevo orden mundial que está emergiendo de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, a un público de 150 personas integrado por funcionarios españoles de alto nivel, diplomáticos extranjeros (entre ellos el embajador de China en España), empresarios, sindicalistas, sinólogos y dos representantes del Instituto Schiller internacional, Dennis y Gretchen Small.

Muñoz hizo un amplio repaso y muy bien documentado del avance fenomenal de China durante las décadas recientes en todas las áreas económicas, tanto a nivel nacional como internacional, y destacó el compromiso de China con la innovación, el avance tecnológico, la actividad científica y la cooperación global con otras naciones. El aspecto más destacado de su presentación fue la explicación de cómo la Nueva Ruta de la Seda está creando un nuevo mundo en el siglo 21, lo cual ilustró con el mapa característico del Puente Terrestre Mundial del nuevo informe especial del Instituto Schiller (sin mencionar su fuente). Luego explicó cuatro proyectos: el túnel del Estrecho de Bering; el Canal de Kra; el Tapón de Darién; y el túnel del Estrecho de Gibraltar, el cual despertó un respaldo entusiasta en las discusiones que siguieron luego de las ponencias.

Uno de los elementos más importantes de la presentación de Muñoz y de otros ponentes, fue la preocupación por la dirección de la política china en el gobierno de Trump, y de cómo garantizar que no ocurran conflictos. Eugenio Bregolat, quien fue embajador de España en China en tres oportunidades, afirmó que hay voces sensatas en el gobierno de Trump y en su entorno, pero también están los halcones (nombrando al asesor comercial, Peter Navarro). El contrapone la reacción de Estados Unidos al desarrollo de China hoy, a como Estados Unidos en el gobierno de Kennedy respondió al shock del Sputnik, dando un salto de avanzada en la ciencia y la tecnología por sí mismo. Estados Unidos debería hacer lo mismo hoy, recalcó Bregolat, y no tratar de detener el progreso de China.

La última pregunta escrita que escogieron para responder fue la de Dennis Small, sobre el compromiso del Instituto Schiller a lograr que Estados Unidos se una a la Nueva Ruta de la Seda y cómo pensaba Muñoz que podría funcionar, en ese contexto, la cooperación en que todos ganan. Como se leyó la pregunta, planteaba la cuestión del papel de Estados Unidos en la Nueva Ruta de la Seda, sin mencionar al Instituto Schiller.

Tanto Muñoz como Bregolat estuvieron de acuerdo en que esa cooperación es la solución; Estados Unidos debe unirse con confianza. Muñoz recalcó que las bases comunes para la cooperación están en el ámbito de la cooperación científica, y señaló que la filosofía confuciana es crucial para ese esfuerzo en común.