Trump pone en evidencia el ‘Brexit fraudulento’ de Theresa May; dice que desautoriza al RU a hacer acuerdos bilaterales de comercio con EU

29 de noviembre de 2018

29 de noviembre de 2018 – Hubo algo de confusión el lunes 26 de noviembre cuando el Presidente Donald Trump dijo que la versión del Brexit de Theresa May, primera ministra del RU, parece decir que no puede haber acuerdos comerciales entre Estados Unidos y el Reino Unido. Theresa May negó eso, sin embargo el programa “Reality Check” de la BBC confirmó la declaración de Trump.

Trump le dijo a la prensa, cuando le preguntaron respecto a lo que pensaba sobre el acuerdo Brexit de May: “Suena como un gran acuerdo para la Unión Europea. Y creo que tenemos que darle un vistazo, seriamente, a ver si el Reino Unido tiene permitido comerciar. Porque, saben, en estos momentos, si le echan un vistazo al acuerdo, es posible que no puedan comerciar con nosotros, y eso no sería nada bueno. Yo no creo que es lo que ellos buscaban. No creo que la primera ministra buscaba eso, y espero que pueda hacer algo al respecto… Eso sería algo muy negativo para el acuerdo”. Trump se refería al acuerdo de comercio que su gobierno está negociando con el Reino Unido para comerciar luego del Brexit.

Dado que Theresa May tiene todavía que lograr que el Parlamento apruebe su acuerdo con la Unión Europea (y ya se encuentra en un terreno muy pantanoso) y dado que ya ella no puede hacerle ningún cambio, puesto que fue aprobado el domingo por toda la Unión Europea, la intervención de Trump golpea fuertemente la esperanza que tiene May en que se lo aprueben.

Inmediatamente May negó que el acuerdo socavara un acuerdo comercial con Estados Unidos: “podremos comerciar con países en todas partes del mundo”, dijo ella hoy. “Y con respecto a Estados Unidos, ya hemos estado hablando con ellos sobre el tipo de acuerdos que podríamos tener en el futuro. Tenemos un grupo de trabajo establecido… que está funcionando muy bien (y) ya se ha reunido varias veces y lo volverá a hacer con Estados Unidos”.

La oficina de May emitió una declaración en la cual señala: “En la declaración política que hemos acordado con la Unión Europea se establece muy claramente que tendremos una política de comercio independiente de manera que el Reino Unido pueda firmar acuerdos de comercio con países en todo el mundo, incluyendo con Estados Unidos”. Sin embargo incluso la BBC señaló que, en esencia, ella miente. Hoy una columna titulada “Reality Check”, cuyo autor es Chris Morris, muestra que el acuerdo de May mantiene al Reino Unido dentro de la Unión Aduanera, indefinidamente, hasta que inventen otra solución imaginada para otros problemas, e incluso después, la Unión Europea tendría que estar de acuerdo para dejar al RU fuera de esto. Y bajo las normas de la Unión Aduanera, a los miembros no les permiten hacer acuerdos comerciales con otros Estados. Morris escribe que “en tanto el Reino Unido esté en un período de transición luego del Brexit, o en una unión aduanera temporal, no va a poder implementar sus propios acuerdos de libre comercio, recortar o eliminar tarifas a los productos, con Estados Unidos o cualquier otro tercer país”.

Así, la señora May está metida en un problema mucho más profundo para vender su cacareado “Brexit fraudulento”, como muchos le llaman, al Parlamento que tiene programado votar el 12 de diciembre.