Natalia Vitrenko advierte: la ley marcial en Ucrania significa poderes dictatoriales para Poroshenko

2 de diciembre de 2018

1 de diciembre de 2018 — En una videoconferencia publicada hoy bajo el título “La ley marcial significa poderes dictatoriales para Poroshenko”, Natalia Vitrenko, presidente del Partido Socialista Progresista de Ucrania (PSPU) argumenta que el incidente en el estrecho de Kerch difícilmente se podría caracterizar como justificante para declarar la ley marcial.

El hecho de que esta acción es un intento burdo para cancelar las elecciones presidenciales de marzo del 2019, no escapa a la atención de nadie; ciertamente no de la oposición ucraniana. Vitrenko destacó que cuando el gobierno le negó el registro al PSPU ya estaba deslegitimizando las elecciones.

En su video conferencia, Vitrenko señaló que Kiev no declaró la ley marcial en muchas ocasiones anteriores en que hubiera estado más justificada. Es más, Kiev podría fácilmente declarar la ley marcial por 30 días y después extenderla por 30 días más y otros 30 días más después, alegando que persiste la crisis, explicó Vitrenko.

Ella describe un cuadro sombrío de lo que significa la ley marcial para Ucrania. Vinculó la aprobación de una ley en el 2015 que estipulaba la declaración de la ley marcial, a las continuas enmiendas de la Constitución que ha hecho el régimen, cuatro desde el golpe, en particular para consagrar en la Constitución el compromiso de obtener membresía tanto de la UE como de la OTAN. A Kiev no le importa, dijo Vitrenko, que esto viole el referendo nacional de 1991, en donde se ratificó el estatus neutral de Ucrania, de no formar parte de bloques; lo que le importa es lo que necesita la OTAN.

Las condiciones de ley marcial son severas. Le dan al gobierno el derecho de requisar fuerza laboral, infraestructura y hogares para ser utilizados por las fuerzas armadas. Hay toques de queda estrictos y limitaciones para viajar, se permite el cateo y captura, incluyendo en los hogares y la posible prohibición de los partidos políticos o movimientos que se considere son una amenaza a la integridad territorial de Ucrania. El Estado asume control sobre todos los medios de comunicación.

Los derechos constitucionales a un ingreso de subsistencia y a la salud, así como también a recibir protección en contra de discriminaciones étnicas o religiosas, se suspenden bajo la ley marcial, dijo. Este aspecto religioso es importante, agregó, porque la campaña actual de Poroshenko para unificar todas las parroquias Ortodoxas ucranianas en una sola iglesia, independientes del Patriarca Ortodoxo de Moscú, representa una amenaza para la mitad de las parroquias ortodoxas del país que siguen afiliadas a la iglesia rusa; ahora podrían estar menos protegidas en contra de ataques o tomar por la fuerza física.

Vitrenko sugirió que la imposición selectiva de estas condiciones, solo en las regiones noreste, este y sureste de Ucrania, fue un intento deliberado para atacar esas zonas en donde un alto porcentaje de la población todavía está a favor de relaciones amistosas con Rusia.