Llega bella foto de InSight de la NASA; los científicos practican primero en el “patio Marte” antes de desplegar instrumentos en Marte

2 de diciembre de 2018

1 de diciembre de 2018 — Una segunda foto tomada por el módulo de aterrizaje InSight de la NASA, que se recibió ayer en el laboratorio JPL justo antes de las 10pm, era mucho más clara que la primera. Se muestra el terreno plano que han estado planificando los ingenieros de la misión, con asombrosos detalles. Aunque hay algunas rocas cerca, los ingenieros dijeron que esto no debe representar ningún problema para encontrar una zona plana para que el InSight lleve a cabo sus experimentos subterráneos. Un poco antes ese mismo día, el control de la misión dio a conocer una foto de Marte tomada desde la órbita de uno de los satélites cubsats MarCo que acompaña al InSight hacia Marte. Los dos cubesats no aterrizaron ni entraron en órbita sino que justo pasaron en el momento preciso para retransmitir los datos de aterrizaje del InSight y la primera foto de regreso al control de la misión.

Justo antes de las 10pm la NASA también recibió información de que los paneles solares del InSight estaban desplegados y sus baterías se estaban cargando. Ahora los ingenieros van a dedicar semanas a tener todo listo para desplegar los instrumentos científicos. Antes de hacerlo en Marte, Elizabeth Barrett del laboratorio JPL explicó ayer en conferencia de prensa que iban a practicar cada maniobra que pudiera hacer el InSight en su “patio Marte” en el JPL, que está diseñado para simular cualquier superficie de Marte. InSight es un módulo de aterrizaje, no un rover, asi que JPL solo puede escoger lugares para perforar que estén al alcance de la nave espacial.

La razón de por qué tomó siete horas recibir los últimos datos de Marte anoche se debe a que habían sido retransmitidos del InSight´ a la Red Espacio Profundo en la Tierra vía el Odiseo Marte y Orbitador Reconocimiento Marte, solo cuando estas naves espaciales estuvieron al alcance del InSight arriba en sus órbitas.

Lo que se necesita en Marte es un sistema satelital de relevos similar a la constelación de Satélites Rastreo y Data y Relevo que tenemos en la órbita de la tierra. En una constelación, uno puede estar en contacto con naves espaciales en todo momento, a la vez que también puede haber comunicación simultánea con los receptores en Tierra. La NASA tenía planes para desarrollar este tipo de infraestructura de comunicaciones en Marte, pero no se aprobó su financiamiento.

El orbitador Odisea Marte se lanzó en 2001. El orbitador Reconocimiento Marte llegó a Marte en 2006. Con estos dos orbitadores que han traspasado con muchos años la duración de su diseño, y nuestra única forma de recibir datos de los rovers Opportunity y Curiosity, InSight y el próximo rover de la NASA, ya debería de estar planeando lo antes posible la NASA el despliegue de la siguiente generación de sistemas de comunicación en órbita para Marte.