Forbes comenta sobre Geraci, Trieste y La Franja y la Ruta

12 de diciembre de 2018

12 de diciembre de 2018 — La revista Forbes publicó una artículo que incluye entrevistas con el director del Puerto de Trieste, Zeno D’Agostino y con el funcionario del gobierno italiano Michele Geraci, quienes hablaron de las ventajas de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR) de China y del puerto de Trieste y la infraestructura en general. Forbes también menciona el respaldo que dio Giancarlo Giorgetti, subsecretario de Estado del Primer Ministro italiano.

Trieste tiene “una posición interesante y muy conveniente” porque desde allí “es relativamente fácil llegar tanto a Europa Central como a Europa del Este” señala el artículo. “Pudiera convertirse en una nueva zona de libre comercio, el puerto europeo para recibir barcos mercantes que vengan de China a través del Canal de Suez y el Océano Indico”, señala la revista Forbes, y agrega que está previsto que el puerto de Trieste movilice 730,000 TEU (contenedores de 20 pies de largo) para finales de año y “será ampliado con infraestructura que le permitirá recibir los enormes barcos chinos que transportan contenedores y mantener las operaciones de almacenaje y embarque.

“Según Zeno D’Agostino, el presidente de la Autoridad del Sistema Portuario del Mar Adriático Oriental, inversionistas chinos financiarán la construcción de nuevos terminales, muelles y plataformas, así como la modernización y expansión del área industrial alrededor del puerto y el sistema ferroviario que llevará la mercancía china a toda Europa.

“El verdadero desafío de la IFR es satisfacer las necesidades industriales de China con las posibilidades y ventajas que podemos darles con nuestro propio conocimiento en el sector manufacturero, típico del distintivo ‘hecho en Italia’. La estrategia de ganar-ganar es darle un muy alto significado al componente del valor agregado que nosotros tenemos en nuestras PYMES (pequeñas y medianas empresas), que necesitan un impulso financiero e industrial que actualmente nosotros no tenemos”, le dijo D’Agostino al periódico sobre economía Il Sole 24 Ore.

El periódico Asia Times coloca un enlace a la entrevista a D’Agostino con la revista Forbes, en la que este dice que “luego de su ampliación, el puerto de Trieste será de hecho [un puerto] complementario al del Pireo [en Grecia]. Luego, es posible que haya una mayor competencia entre ellos”. Sin embargo, destacó que su geografía única y su sistema integrado hacen que Trieste sea un puerto mucho más competitivo que el del Pireo, como punto de entrada de los productos enviados del Este de Asia. (http://www.atimes.com/article/trieste-challenges-piraeus-to-become-chinas-main-port-in-europe/)

En efecto, el puerto griego está en la periferia de Europa, mientras que el puerto de Trieste está más cerca de su corazón, continúa la entrevista.

Desde la perspectiva reducida de D’Agostino’s, Trieste es un mejor puerto que el del Pireo para Europa central, pero los chinos, por supuesto, tienen una visión más amplia que incluye a Europa oriental y sus perspectivas de desarrollo. “A menudo le he dicho a mis interlocutores chinos que ellos se equivocaron al enfocarse en el puerto del Pireo y en la ruta de los Balcanes, incluyendo el tren de alta velocidad de Belgrado a Budapest”, afirmó. “Los barcos chinos que transportan contenedores se ahorran dinero navegando más al norte hacia Trieste, donde además tienen a su disposición una conexión ferroviaria con Europa central y Europa oriental”.

Volviendo a Forbes: “Michele Geraci, el subsecretario del Ministerio de Desarrollo Económico, explicó que Italia y China están ahora fortaleciendo sus relaciones diplomáticas, y Roma recibe con beneplácito a los inversionistas de Pekín para ampliar el programa de La Franja y la Ruta al país europeo al participar en sectores como, ferrocarriles, aerolíneas y muelles. La infraestructura italiana ha estado en crisis por mucho tiempo, en tanto que China está liderando el proyecto económico más ambicioso en el sector en la historia contemporánea, invirtiendo en más de 65 países y demostrando que es un inversionista ingenioso y competente”.

Forbes cita una entrevista anterior en el periódico italiano Corriere della Sera, y señala que Geraci también abordó el temor de la Unión Europea (EU) a “que aumente la dependencia de estos países, que luego de tomar dinero de Pekín, se vean presionados a adoptar políticas de la República Popular China. Muchos Estados miembros de la UE han tratado de limitar las inversiones chinas y los préstamos para no quedar atrapados en una situación en la que se desafían las normas y los principios de la UE, sin embargo Geraci considera que estos no están aprovechando las oportunidades que acompañan a una asociación con Pekín”.

“Geraci insistió en que Italia no es Grecia y no va a terminar atrapada en una deuda que este tipo de inversiones fuertes puedan desatar. Giancarlo Giorgetti, Secretario del Consejo de Ministros italiano, añadió que a esa afirmación que el país no está vendiendo bienes nacionales, y que los inversionistas chinos solo van a adquirir partes minoritarias, al contrario de una autoridad plena sobre los proyectos de infraestructura de la península.

“Sin embargo, lo que es seguro es que la adaptación moderna de hoy a la Ruta de la Seda está fortaleciendo la influencia de China en todo el mundo, y Pekín está allanando su camino hasta el corazón de Europa, e Italia es hoy el primer país del G7 que haya firmado un Memorando de Entendimiento (MdE) en el marco de la IFR”.