Por presiones del Congreso, la NASA retiró la invitación a Rogozin, director general de Roscosmos

7 de enero de 2019

7 de enero del 2019 — Jim Bridenstine, administrador de la NASA, aparentemente se doblegó ante la presión política, y canceló la invitación a Dmitry Rogozin, director general de la agencia espacial rusa Roscosmos, para visitar la sede de la NASA, el Johnson Space Center, y la Universidad Rice. En una entrevista con el periódico Washington Post publicada el domingo 6 de enero, Bridenstine dice: “Escuchamos de parte de muchos senadores que sugirieron que esto no fue una buena idea. Y yo me quise adaptar a los intereses de los senadores, así que por eso cancelé la invitación”. La senadora Jeanne Shaheen (demócrata por New Hampshire) había despotricado el 2 de enero diciendo que “Rogozin tiene un record comprobado de escoger el conflicto por encima de la cooperación, y esta invitación debilita la posición global de Estados Unidos al demostrar la facilidad con la que los funcionarios rusos pueden saltarse las sanciones transatlánticas”.

Objeciones similares fueron planteadas por el senador histéricamente antirruso, Mark Warner (demócrata de Virginia).

Desde la semana anterior era claro que la dirigencia de la NASA buscaba decidir cómo tratar con esta situación. A mediados de la semana, la agencia dijo que estaba trabajando en los horarios del viaje. El viernes la NASA había anunciado que iban a “posponer” la visita de Rogozin, y al día siguiente, “en tanto aumentaban las críticas, la agencia decidió que era mejor cancelar de plano la invitación”, dice el Washington Post regodeándose.

Frecuentemente Bridenstine ha señalado la importancia de que Estados Unidos y Rucia cooperen en la exploración espacial, y exhortó a que esto se reconozca como un modelo para las naciones que tienen desacuerdos en varios temas políticos puedan trabajar juntos por el bienestar común. La invitación que le hizo a Rogozin, le dijo Bridenstine al Washington Post, fue un esfuerzo para “mantener una fuerte relación de trabajo que se mantenga separada de la geopolítica e incluso de la política partidista en Estados Unidos, y eso ha sido bueno para ambos países”.

El administrador de la NASA, quien fue una vez congresista, manifestó asimismo su punto de vista respecto a que la prohibición a una cooperación espacial con China pueda levantarse fácilmente.