Un fracaso, las pláticas de EU y Rusia sobre el Tratado del INF

17 de enero de 2019

17 de enero del 2019 — Las pláticas en Ginebra sobre el Tratado INF (Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio) entre las delegaciones de Estados Unidos y Rusia, encabezadas por Andrea Thompson, subsecretaria de Estado de EU y Sergei Ryabkov, viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, respectivamente, no llegaron a ningún lado.

“Hoy sostuvimos pláticas con una delegación rusa sobre el Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio. Al hacerlo, mantenemos el compromiso del secretario de Estado [Mike] Pompeo a seguir conversando con los funcionarios rusos para instar a Rusia a volver al cumplimiento pleno y verificable del Tratado antes de los 60 días de límite que fuera anunciado el 4 de diciembre”, dijo Thompson en una serie de tuits. “La reunión fue desalentadora puesto que es claro que Rusia sigue incumpliendo sustancialmente el Tratado y no vino preparada para explicarnos cómo piensa volver a cumplirlo de modo pleno y verificable. Nuestro mensaje fue claro: Rusia debe destruir su sistema de misiles que no cumple [con el Tratado]. Mañana, la delegación de EU va a informar a los aliados y socios, entre ellos a la OTAN, sobre estas pláticas”.

Cabe hacer notar que Thompson fue previamente la asesora de seguridad nacional del vicepresidente Pence, y antes de esto, formaba parte del McChrystal Group Leadership.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo el miércoles 16 en una conferencia de prensa en Moscú, que su país le había presentado propuestas constructivas a la parte de EU para llegar a resultados respecto a los misiles 9M729, los misiles que EU dice fueron desarrollados por Rusia supuestamente incumpliendo con el Tratado.

“Sin embargo, la delegación de EU vino a las pláticas con una posición predeterminada que presentaron a manera de ultimátum exigiendo que destruyamos los misiles, los lanzacohetes, y todo el equipo relacionado con ellos, bajo la supervisión estadounidense”, dijo Lavrov. La parte estadounidense ignoró la propuesta rusa de abordar las preocupaciones de EU, siempre y cuando EU, a cambio, abordara lo que le preocupa a Rusia sobre la observancia de EU del Tratado.

“La lógica del enfoque estadounidense, según se manifestó ayer, es la siguiente: Rusia violó el Tratado, en tanto que EU no lo hizo”, siguió Lavrov. “Por lo tanto, Rusia tiene que hacer lo que EU exija, mientras que EU no tiene que hacer nada. Este enfoque no es de ninguna manera constructivo. Obviamente es parte de la política para destruir todos los acuerdos en la esfera de la estabilidad estratégica, comenzando por el ABM [Tratado sobre Misiles Antibalísticos]. El Tratado INF es otra víctima. Muchos países temen que el gobierno de Estados Unidos también intenta salirse del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas. Esperamos que este no sea el caso. Estamos preparados para trabajar para salvar el Tratado INF”.