El Presidente Aoun de Líbano propone un Banco Árabe para la Reconstrucción y el desarrollo

21 de enero de 2019

21 de enero del 2019 — Haciéndose eco del llamado que por años viene haciendo el Instituto Schiller, el Presidente del Líbano, Michel Aoun, planteó en su discurso de apertura de la Cumbre Económica Árabe, que tuvo lugar el 20 de enero en Beirut, capital del Líbano, la propuesta para crear una banco árabe para la reconstrucción y el desarrollo, y planteó también que la reconstrucción de los países árabes afectados por las guerras y el terrorismo en los años recientes deben ser una prioridad. Aoun destacó que había “titulado esta cumbre ‘la prosperidad es el nombre de la paz’ ”.

“Con este acto presento mi iniciativa que tiene el propósito de adoptar la estrategia de la reconstrucción y el desarrollo, haciendo un llamado a que se establezcan mecanismo eficaces que puedan hacer frente a este reto y a lo que requiere la reconstrucción, empezando con un Banco Árabe para la Reconstrucción y el Desarrollo”, señaló Aoun. Según un cable que fue publicado por la Agencia de Noticias Kuwaití (KUNA), Aoun recalcó: “En este contexto, hago un llamado a todas las instituciones árabes y a los fondos de financiamiento para que se reúnan en Beirut en los próximos tres meses para discutir y completar estos mecanismos”.

El Instituto Schiller publicó por primera vez en noviembre de 2017 un llamado para crear un banco regional para la reconstrucción y el desarrollo, en el Informe Especial Extending the New Silk Road to West Asia and Africa, (capítulo 4: El financiamiento de la infraestructura regional y nacional) donde explica los mecanismos de crédito por medio de los cuales podría funcionar un banco como ese, según los conceptos de crédito productivo de Lyndon LaRouche y Alexander Hamilton. El mismo llamado se publicó en la traducción al árabe del Informe Especial de la EIR, La Nueva Ruta de la Seda se vuelve el Puente Terrestre Mundial que fue dado a conocer en Egipto en un evento especial organizado por el Ministerio de Transporte de Egipto en febrero de 2016.

En abril del 2017, el candidato a la Presidencia de Francia y miembro del Instituto Schiller, Jacques Cheminade, se reunió con el Presidente Aoun en Beirut para platicar sobre las posibilidades de paz y desarrollo en Siria y más ampliamente en toda la región, (https://larouchepac.com/20170410/cheminade-meets-lebanese-president-michel-aoun-makes-powerful-intervention-peace-middle). En su conferencia de prensa luego de la reunión con el Presidente Aoun, Cheminade recalcó la importancia del desarrollo económico como el sustento para toda paz duradera en la región.

En julio del 2018, el Presidente de China, Xi Jinping, prometió en su discurso en la conferencia del Foro de Cooperación China-Estados Árabes (CASCF), la cantidad de $20 mil millones de dólares para un fondo de reconstrucción específicamente para Siria, Líbano, Jordania y Yemen, (https://www.youtube.com/watch?v=Gl_azPa6VKE; http://en.people.cn/n3/2018/0710/c90000-9479402.html). Xi abordó este tema en el contexto de los países árabes que se han unido a la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Luego, funcionarios chinos y árabes se reunieron en el Líbano para discutir los mecanismos de un fondo de reconstrucción conjunto, integrando los fondos chinos a los fondos árabes. Esto es a lo que se refiere ahora el Presidente Aoun.

Sin embargo, dado el hecho de que los países árabes más ricos están controlados por los británico, y dado el enorme control que históricamente han impuesto el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) sobre los países árabes más pobres, es posible que esta idea, manifestada por el Presidente Aoun, el Presidente Xi, y el Instituto Schiller, fuera frustrada y separada de su intensión verdadera. EIR va a seguir de cerca este tema en los meses siguientes.