Potencias eurasiáticas rechazan la maniobra de cambio de régimen en Venezuela

28 de enero de 2019

28 de enero del 2019 — Tal y como era el propósito, la maniobra del “partido de la guerra” de su majestad real británica en Washington en contra de Venezuela, provocó respuestas contundentes de parte de Rusia, China e India, las tres grandes naciones con las que Estados Unidos urgentemente debe aliarse en contra de ese imperio que se desintegra, para garantizar el futuro de la humanidad.

El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, habló el 24 de enero con el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. El Kremlin informó que “el Presidente de Rusia le manifestó su respaldo a las autoridades legítimas de Venezuela en medio del deterioro de la crisis política interna provocada desde el exterior. Recalcó que esa interferencia destructiva desde el exterior es una enorme violación a las normas fundamentales del derecho internacional”.

Cuando le preguntaron al respecto a Sergei Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, durante su visita a Argelia, hizo referencia a la ironía de que Estados Unidos “que está paranoico de que alguien interfiera en su proceso electoral, sin tener ninguna evidencia de ello, una vez más... trata de actuar como el policía de los destinos de otras naciones e interfiere en sus asuntos internos. Aquí no hay necesidad de crear una comisión Mueller”, dijo con ironía.

Lavrov citó la declaración oficial que emitió el Ministerio de Relaciones Exteriores, en la cual advierten de modo contundente que la “creación deliberada y bien orquestada de un poder dual y un centro alternativo para tomar decisiones en Venezuela”, aunado a los alarmantes comentarios sobre una intervención militar extranjera, “es un camino directo hacia el caos y la erosión del Estado venezolano”, que está “empujando a la sociedad venezolana hacia un abismo de conflicto civil violento”, con posibles “consecuencias catastróficas... Claramente, Estados Unidos está tratando de implementar en Venezuela un escenario de cambio de régimen ya probado y comprobado” en otras partes.

El 24 y el 25 de enero también, la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de China exhortó a “todas las partes pertinentes a mantener la racionalidad, ser prudentes y buscar una solución política a la situación de Venezuela por medio de un diálogo pacífico dentro del marco de la Constitución Venezolana... China se opone a la intervención extranjera en los asuntos internos de Venezuela, en particular los que amenazan con utilizar una intervención militar. Vamos a seguir apoyando los esfuerzos que hace el gobierno venezolano para preservar la soberanía nacional, la independencia y la estabilidad”.

De manera similar, el vocero oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de India, “considera que son los venezolanos quienes tienen que conseguir una solución política para solucionar sus diferencias por medio de un diálogo constructivo y la discusión sin recurrir a la violencia... India y Venezuela gozan de relaciones estrechas y cordiales”.