México lidera la resistencia al cambio de régimen en las Américas

28 de enero de 2019

28 de enero del 2019 —El Presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, recalcó en su conferencia de prensa del 24 de enero que México no va a declarar al gobierno de Maduro como ilegítimo. Al ser presionado por periodistas que citaban cláusulas de la Constitución de Venezuela, López Obrador respondió que aunque él no está familiarizado con la Constitución de Venezuela, sí conoce la Constitución de México, la cual establece en su artículo 89 (en su apartado X) que México “observará los siguientes principios normativos: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias”. Por lo tanto, México no está “a favor o en contra, estamos por el cumplimiento de los principios constitucionales”; cumple con principios constitucionales al no “participar en el desconocimiento” del gobierno de Nicolás Maduro.

Por su parte, el Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, informó que México y Uruguay emitieron una declaración conjunta en la que “de forma conjunta, el gobierno de Uruguay y el de México formulan un llamado a todas las partes involucradas, tanto al interior del país como al exterior, para reducir las tensiones y evitar una escalada de violencia que pudiera agravar la situación”, y por lo tanto proponemos que se propicie “un nuevo proceso de negociación incluyente y creíble con pleno respeto al Estado de Derecho y a los derechos humanos”.

Las habladurías en Washington, DC, de que se podría armar una intervención militar “regional”, fueron contundentemente rechazadas por el alto mando militar brasileño. Los generales le dejaron bien claro al Planalto (el palacio presidencial) que “no existe ni un mínimo de posibilidad de que se lleve a cabo una invasión militar desde Brasil para derrocar a Maduro”, porque eso levaría a Brasil a involucrarse en una guerra, con graves consecuencias para Brasil, informó hoy el periódico O Estado de Sao Paulo. El Presidente Jair Bolsonaro, que ya se había pronunciado a favor de derrocar a Maduro, entendió el mensaje de los generales. Le dijo a Lally Weymouth del Washington Post “que no embarcaría a Brasil en una intervención militar”.