Pompeo declara ante la ONU que la operación de cambio de régimen en Venezuela tiene como blanco a Rusia y a China

29 de enero de 2019

29 de enero del 2019 — En un discurso que dio en una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (CSONU) el pasado sábado 26, llevada a cabo a petición de Estados Unidos, el secretario de Estado Mike Pompeo dejó absolutamente claro que él y los demás estadounidense leales al partido belicista del imperio británico están haciendo estallar la crisis venezolana y promoviendo un cambio de régimen en ese país, con el fin de apuntar contra Rusia y China, y al mismo tiempo acabar con cualquier posibilidad de que haya una cooperación regional de Iberoamérica en la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

En su provocador discurso, Pompeo exigió que todo Estado miembro del CSONU tiene que tomar partido. “O están con las fuerzas de la libertad, o están aliados con Maduro y su desastre”, advirtió. “No más tardanzas, no más juegos”, sentenció. Luego condenó a Rusia, a China, a Siria, y a Irán por dar su respaldo al gobierno de Maduro, y alegó en particular que Rusia y China “están apuntalando a un régimen fallido”.

El economista físico Lyndon LaRouche, director fundador de la revista Executive Inteligence Review (EIR), ha sido muy crítico y contundente del gobierno de Maduro y de su predecesor y mentor, Hugo Chávez, pero todo el tiempo se ha opuesto a esas operaciones de cambio de régimen, ya sea en Venezuela o en cualquier otro país. El tipo de interferencia en los asuntos internos de las naciones soberanas, independientemente de qué tan malo o bueno sea su gobierno, solo sirve a los intereses de la agenda británica de acabar con el sistema derivado de la Paz de Westfalia para imponer una dictadura global de banqueros.

Vassily Nebenzia, embajador de Rusia ante la ONU, respondió con contundencia a las fantochadas de Pompeo; para empezar, planteó que no había ningún motivo para discutir la situación de Venezuela en el CSONU, dado que esta no implica una amenaza a la paz ni a la seguridad. Lo que sí implica una amenaza, agregó, son las “acciones desvergonzadas y agresivas de Estados Unidos y de sus aliados para derrocar al Presidente legítimamente electo de Venezuela”. Washington tiene el propósito de “organizar un golpe de Estado”, señaló Nebenzia.

Según RT, Nebenzia dijo que la reunión del CSONU no era más que “otro elemento” de la estrategia de Estados Unidos y “una maniobra poco ética” de Washington para involucrar al CSONU (del cual forman parte como miembros permanentes Rusia y China) en su campaña por un cambio de régimen.