El vestigio de Mattis en el Comando Sur de Estados Unidos impulsa la agenda neoconservadora en el hemisferio occidental

14 de febrero de 2019

13 de febrero de 2018 — El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de EU, enumeró “seis Estados actores negativos” que constituyen las principales amenazas a la seguridad del hemisferio occidental, cuando presentó testimonio ante la Comisión de las Fuerzas Armadas del Senado el 7 de febrero. Estos fueron “Rusia, China, Irán, y sus aliados autoritarios en Cuba, Nicaragua y Venezuela” que están en primerísimo lugar en la lista de blancos de la continua Guerra del Opio viciosa del imperio británico en contra de las Américas.

Faller fue el asistente militar de mayor jerarquía del general Jim Mattis y es solo almirante de dos estrellas, antes de que Mattis lo nombrara jefe de las fuerzas militares estadounidenses al sur de la frontera de EU en noviembre pasado, elevándolo a cuatro estrellas.

El almirante Faller informó a los senadores que le ha dicho a los dirigentes de Iberoamérica y el Caribe que tienen que escoger entre Estados Unidos y China. China está expandiendo la Iniciativa de la Franja y la Ruta en la región “a una velocidad que un día de estos pudiera opacar su expansión en el Sureste asiático y África”, dijo. Le estoy “advirtiendo” a los dirigentes que “si dejan que China aproveche sus puertos y muchas de sus compañías... entonces en realidad están poniendo en peligro que haya una relación sobre seguridad significativa con nosotros”. Destacó la participación de Panamá en la Franja y la Ruta de China como algo “particularmente preocupante” junto con la instalación de rastreo del espacio profundo de Argentina con China.

Para Faller es también una amenaza el entrenamiento antinarcóticos ruso de funcionarios de seguridad de casi todos los países centroamericanos y de casi la mitad de los países de América del Sur, así como también la cobertura de los medios rusos “que omiten la represión y la inequidad social” en los tres blancos de los neoconservadores para cambio de régimen: Venezuela, Nicaragua y Cuba que él denunció como “contrarios a la democracia y a los intereses de Estados Unidos”.

Faller fantaseó luego en la cadena noticiosa del Departamento de Estado, La Voz de las Américas, después de su testimonio, que Rusia es “un oso herido y en decadencia que intenta arremeter”, y que podría intervenir militarmente en Venezuela para ayudarle al gobierno de Maduro, tal y como lo hizo con Bashar al Assad en Siria. “Yo creo que tenemos que estar preparados para lo que pudiera suceder en el futuro. Creo que con Rusia, todo es posible” dijo.