Infantería de Marina de EU, se entrena para combatir en “guerras grandes”

21 de febrero de 2019

21 de febrero de 2019 — Han aparecido una gran cantidad de artículos tanto en los medios de prensa generales como los relacionados con las fuerzas armadas en los últimos días, sobre cómo las fuerzas armadas de Estados Unidos se están entrenando para combatir guerras grandes, de nuevo, es decir guerras en contra de Rusia, en primer lugar; en contra de China y en contra de Corea del Norte. El último artículo de este tipo lo escribió el general Robert Neller, comandante de la Infantería de Marina, quien le dijo a los reporteros en la Conferencia Occidental 2019 en San Diego, California, la semana pasada, que los infantes de Marina se están preparando para combatir una guerra en contra de un adversario “casi a la par”. Esto incluye combatir en ambientes en donde la guerra electrónica del enemigo haya desactivado los GPS y en donde los cielos estén controlados por la aviación enemiga. Neller dijo que los ejercicios previos al despliegue de los infantes de Marina van a ver más “cielo rojo” (es decir, en donde la aviación va a jugar el papel de oposición), más guerra electrónica e incluso van a estar incomunicados.

La Infantería de Marina también va a entrenar para combate en invierno en una parte de la cadena montañosa Sierra Nevada en el norte de California. El ejercicio está diseñado para entrenar soldados para la próxima guerra, una guerra que sectores militares de Estados Unidos creen va a ser en contra de un enemigo más capaz, con tecnología avanzada, como Rusia, Corea del Norte o China, según informa la agencia Associated Press. Las fuerzas estadounidenses tienen que ser capaces de sobrevivir y combatir enfrentados a drones, equipos de interferencia electrónica sofisticados y otro tipo de guerra cibernética y electrónica que puede rastrearlos, interrumpir las comunicaciones y matarlos; tecnologías que no han tenido que enfrentar rutinariamente en la última década. Y tienen que hacerlo hundidos en la nieve hasta las rodillas, según el informe de AP. La nota dice que el campo de entrenamiento en Sierra Nevada está en la misma latitud que la DMZ (zona desmilitarizada) de la península coreana y tienen climas muy similares.