Expertos judiciales se pronuncian contra el intento de golpe, después de las confesiones de McCabe

21 de febrero de 2019

21 de febrero de 2019 — La ex fiscal federal de EU, Francey Hakes, aprovechó las páginas de Opinión del periódico capitalino The Hill el domingo 17, para atacar “el intento de golpe incruento” como ha quedado evidenciado, de nuevo, por las revelaciones que hizo Andrew McCabe el domingo en la noche en el programa “60 Minutos”.

“No hay disposiciones para que los encargados de aplicar la ley, el FBI, abogados del Departamento de Justicia o alguien como Andy McCabe, fuercen la renuncia de un Presidente. Las discusiones sobre cómo, o sobre si se debe, intentar ejercer la 25ava Enmienda de esta forma, son verdaderamente indicativas de la mentalidad golpista de los burócratas de carrera. El hecho de que alguna persona en esta posición haya considerado utilizar cables para grabar para obtener evidencia en contra del Presidente en turno, con base en los alegatos endebles contenidos en el expediente elaborado por el ex espía británico Christopher Steele, y hecho por encargo del Partido Demócrata y la campaña de Hillary Clinton, debería llenar de espanto a todo estadounidense”, señala Hakes. Concluye en que “Para estos burócratas gubernamentales era aceptable mentirle al tribunal FISA, avalados por un expediente no verificado. Para ellos era aceptable filtrar ilegalmente a los medios la existencia de la investigación sobre Rusia (por ejemplo, filtrar la existencia de una orden de investigación FISA altamente clasificada del embajador ruso con el fin de destruir al ex Asesor sobre Seguridad Nacional, Michael Flyn y dañar la naciente Presidencia). Y aparentemente pensaron que era aceptable contemplar el empleo de la 25ava Enmienda para sacar a un Presidente que es totalmente capaz de cumplir con sus obligaciones constitucionales”.

Por su parte, el experto en derecho constitucional Bruce Fein, le dijo a One American News (OAN) el lunes 18, bastante tajante, que la Constitución fija una vara muy alta para revertir los resultados de una elección presidencial, y que esa decisión tiene que tomarla el Congreso. Los únicos motivos en que se puede activar la 25ava Enmienda, es cuando un Presidente no puede cumplir con su cargo, algo que McCabe y demás, nunca sugirieron fuese el caso con el Presidente Donald Trump. Ellos alegaron que era culpable de estar “confabulado” con un gobierno extranjero, precisamente el tipo de mala conducta en el que se requiere el proceso de juicio político para resolverlo.