Putin: Nosotros no queremos una nueva “crisis de los misiles cubanos” pero si se produce, estamos preparados

26 de febrero de 2019

26 de febrero de 2019 — En respuesta a preguntas de medios noticiosos rusos, después de su presentación ante la Asamblea Federal del 20 de febrero, el Presidente ruso Vladimir Putin clarificó exactamente lo que quiso decir cuando dijo que Rusia pondría de blancos a los centros donde se toman decisiones en Estados Unidos y la OTAN, si Estados Unidos, después de cancelar el Tratado INF (fuerzas nucleares de alcance intermedio), coloca misiles nucleares en Europa.

A la pregunta de si esto pudiera significar que Rusia pondría ahora de blancos a Washington y Bruselas, si creyera que dichas decisiones se estaban tomando ahí, dijo que Rusia tiene ahora las armas para hacerlo, en referencia a los misiles hipersónicos Zirkon con base en barcos, y que lo puede hacer desde aguas neutrales. “Nadie le puede prohibir a barcos de guerra y submarinos que naveguen en aguas neutrales” dijo. “Además, no van a estar estacionados, van a estarse moviendo lo que va a volver más difícil detectarlos. Seguramente no va a ser muy difícil detectarlos, pero tampoco va a ser muy fácil. Así que, hagan sus cálculos. A una velocidad de Mach 9, estos misiles pueden atacar blancos a más de 1,000 kilómetros de distancia. Bajo el Derecho de Mar, se define la zona económica exclusiva en unos 400 kilómetros o 200 millas. Hagan cuentas. La distancia de 1,000 kilómetros a una velocidad Mach 9. ¿Qué tan rápido, en cuántos minutos pueden alcanzar sus blancos estas armas? Eso es todo”. Según los cálculos aproximados de EIR, el tiempo de vuelo sería de unos 6 minutos.

Putin repitió que el tiempo de vuelo para que los misiles con base en Europa alcancen a Moscú es de unos 10-12 minutos. “Los cálculos no están a su favor, al menos, no por ahora. Esto es obvio”, dijo. “Si ellos nos amenazan, deben de estar conscientes de las consecuencias potenciales, para que después no nos acusen de agresividad innecesaria o lo que sea”. Sin embargo, Putin subrayó que todo esto se puede evitar. “Existen mecanismos e instrumentos conjuntos para hacerle frente a estos problemas”, dijo. “Yo espero que se utilicen para evitar una nueva crisis global como la crisis de los misiles cubanos. No hay razón para llegar a esto, ninguna razón para agravar la situación internacional a este nivel”, agregó.

La situación hoy no es como en la Guerra Fría, señaló Putin. “Es cierto, tenemos quejas mutuas y diferentes enfoques a los problemas y las quejas son mutuas”, dijo. “Pero esto no es motivo para agravar esto al nivel de la crisis de los misiles cubanos de los 1960. De cualquier manera, yo creo que nosotros no queremos esto. Si alguien más quiere esto, pues que ellos lo hagan. He dicho aquí hoy lo que va a seguir. Qué ellos hagan sus cálculos”.