Cumbre Trump-Kim: a esperar la siguiente ronda

2 de marzo de 2019

1 de marzo de 2019 — Como es bien sabido, Trump suspendió la cumbre con Kim el 27 de febrero, sin haber llegado a algún acuerdo y sin que los jefes de Estado tuvieran el almuerzo programado. Sin embargo, las reacciones de los principales actores y los portavoces de las naciones prominentes en el proceso, China, Rusia, Corea del Sur y Japón, han declarado en términos de apoyo a la continuación del proceso hasta lograr el éxito y resolver la situación con Corea del Norte. El Presidente Trump habló por teléfono con el Presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, desde el avión presidencial “Air Force One”; y habló con el primer ministro japonés Shinzo Abe. Los primeros informes sueltos indican que Corea del Norte no quiso aceptar todas las medidas relacionadas a lo nuclear que Estados Unidos quería y Estados Unidos no aceptó levantar todas las sanciones en contra de Corea del Norte como ellos esperaban que sucediera.

El Presidente Trump y el Secretario de Estado Mike Pompeo dieron ayer una conferencia de prensa antes de abandonar Hanoi. Trump dijo: “Básicamente, ellos querían que se levantaran todas las sanciones, pero nosotros no podíamos hacerlo. Ellos estaban dispuestos a desnuclearizar una gran porción de las áreas que nosotros queríamos, pero nosotros no podíamos renunciar a todas las sanciones por ellos. Así que continuamos trabajando y ahí veremos. Pero tuvimos que salirnos de ahí. Todas las sanciones quedan en pie”. También expresó su deseo de que finalmente Estados Unidos y Corea del Norte van a poder ser amigos, y destacó de nuevo el potencial económico del país, según informa Sputnik. El Secretario Pompeo dijo: “Desafortunadamente, no obtuvimos nada que le fuera de ayuda a Estados Unidos....Le pedimos [a Kim] que hiciera más, él no estaba preparado para hacerlo”. Dijo que a pesar del impasse, los dos países estaban más cerca de encontrar una solución que lo que lo estaban antes de la cumbre,

El Ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong-ho, publicó un informe sobre sanciones más diferenciado, según lo cita la agencia de noticias Yonhap. Ri dijo que Corea del Norte quería que le levantaran cinco sanciones de la ONU en contra de su país. Ri dijo también que Washington quería que Corea del Norte tomara medidas adicionales sobre la desnuclearización, aparte del desmantelamiento del complejo nuclear Yongbyon. Ri dijo que Pyongyang estaba preparado para detener permanentemente sus pruebas de cohetes de largo alcance.

Las primeras reacciones internacionales sobre el fracaso de la cumbre fueron en su mayor parte sobrias, aunque de apoyo. China dejó en claro que la disputa entre EU y Corea del Norte no se puede resolver en una o dos reuniones. El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, dijo que su país está dispuesto a jugar un papel constructivo y que espera que EU y Corea del Norte continúen con sus pláticas y mantengan un respeto por las preocupaciones de la otra parte. Poco después de la cumbre de Hanoi, el viceministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Kil Song, se reunió en Pekín con el Ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi.

El vocero de la Presidencia de Rusia, Dmitry Peskov, le dijo a los reporteros que el Kremlin iba a analizar el resultado pero que por lo pronto parecía que la práctica de pequeños pasos mutuos de acercamiento hacia el otro, no estaba funcionando, según informó TASS. Peskov le recordó a los reporteros la posición de Rusia: “Cada paso adelante debe mostrar cierta flexibilidad, concesiones y pequeños acuerdos. Es imposible esperar que un problema tan complejo como es Corea del Norte pueda resolverse de inmediato”. En Corea del Sur, después de que hablaron Moon y Trump por teléfono, el vocero de la Presidencia, Cheong Wa Dae, dijo sobre el intercambio: “Aunque expresó su decepción por no haberse podido lograr un acuerdo en la cumbre, el Presidente Trump reafirmó su determinación a resolver el asunto mediante el diálogo con Corea del Norte en un futuro... Además, [Trump] le pidió al Presidente Moon que fungiera como mediador. Eso podría significar hablar con el Presidente Kim”. El Presidente Moon dijo que haría todo lo que pueda. Los dos hablaron sobre la necesidad de reunirse personalmente pronto y se establecieron los preparativos diplomáticos para que esto suceda.

Desde Japón, el Primer Ministro Abe respaldó totalmente la decisión del Presidente Donald Trump de poner fin a la cumbre con el mandatario de Corea del Norte, Kim Jong-un, sin haber llegado a algún acuerdo. “Yo apoyo cabalmente la decisión del Presidente Trump de no optar por la decisión fácil” dijo Abe después de la llamada telefónica con Trump. “Estoy decidido a reunirme con el Presidente Kim” dijo, y reiteró su deseo de sostener una cumbre con el dirigente de Corea del Norte, según informó Reuters desde Tokio.