La UE y los neoconservadores movilizados para impedir que Italia se una a la Nueva Ruta de la Seda

9 de marzo de 2019

9 de marzo de 2019 — Un vocero de la Comisión de la Unión Europea (UE) emitió una declaración el miércoles 6, en la que advierte al gobierno italiano que no se una a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, al mismo tiempo que todos los medios dominantes occidentales han lanzado una campaña contra el propósito del gobierno italiano de firmar un Memorándum de Entendimiento con China, durante la próxima visita a Italia del Presidente Xi Jinping, del 22 al 24 de marzo. La declaración de la Comisión de la UE dice que “todos los Estados miembros, en individual y en el marco de los esquemas de cooperación subregional tales como el formato “16+1” [los países de Europa central y oriental más China] tienen la responsabilidad de garantizar el cumplimiento de las normas de la UE y las leyes de la UE de respetar la unidad de la Unión Europea al implementar las políticas de la UE”.

El diario financiero alemán Handelsblatt el jueves 7, le agregó su granito de arena al revelar que: “En París y en Berlín tienen una mala espina; y es que China está aprovechando su esfuerzo económico para ganar más y más influencia en las decisiones políticas de la Unión Europea”. El ejemplo que dan es el veto de Hungría y de Grecia en una declaración de 2017 en la que se alegaban las violaciones de China a los derechos humanos.

Por lo tanto, dice el mismo diario, Alemania y Francia van a presionar para que se declare una política común de la UE en contra de China, lo cual se pondrá a discusión en la cumbre de la UE el próximo 21 de marzo, un día antes de la llegada del Presidente Xi a Roma. Se espera que la discusión va a estar muy “animada”.

Al Handelsblatt le preocupa que “con Italia, China se va a conseguir posiblemente por primera vez a un miembro fundador de la UE y a la vez miembro del Grupo de los Siete (G7) países más industrializados para sus proyectos gigantes”. El diario se refiere también al hecho de que el subsecretario del Ministerio de Desarrollo Económico de Italia, Michele Geraci, y el primer ministro Giuseppe Conte asistirán al segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional que se llevará a cabo en Pekín en abril próximo.

El diario New York Times también se unió de inmediato a la campaña contra Italia en un artículo del miércoles 6 titulado “Italia se podría escindir de los aliados y abrir sus puertos al empuje de construcción de China”, enfocado en particular en contra de Geraci. (https://www.nytimes.com/2019/03/06/world/europe/italy-ports-china.html.)

El Times incluye una foto del puerto de Gioia Tauro al sur de Italia, el cual, hasta ahora, nadie había mencionado antes, excepto la EIR y algunos amigos, en el contexto de la Franja y la Ruta.

Esta campaña contra la Nueva Ruta de la Seda le ha ofrecido la oportunidad a los traidores dentro del gobierno italiano para dar un paso al frente, como el subsecretario de Estado, Guglielmo Picchi, quien sacó un tuit en donde dice que él cree que “todavía hay mucho trabajo por hacer y mayores reflexiones dentro del gobierno” y que “en este momento no se debería firmar ningún memorándum” sobre la Franja y la Ruta. No es ninguna casualidad; Picchi es un ex banquero especulador ligado a Barclays de Londres, que salió de la Universidad Bocconi y se fue con el partido Forza Italia de Berlusconi, antes de pasarse a la Lega en 2018.