Elliott Abrams promete hacerle más daño a Venezuela. ¿Fue el enorme ‘apagón’ el primer paso?

11 de marzo de 2019

11 de marzo del 2019 — Durante su comparecencia ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos (EU) el jueves 7 de marzo, presidida por el rabioso senador Marco Rubio (republicano de Florida), el felón del Irán-Contra, y enviado especial de EU a Venezuela, Elliot Abrams, prometió que Estados Unidos se ha propuesto lograr una “transición política pacífica” en Venezuela, no por medio de una intervención militar, sino por medio de infligir tanto sufrimiento económico al país que el Presidente Nicolás Maduro se vea forzado a renunciar.

Esto es precisamente lo que propuso Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas de la familia Rockefeller, en un artículo del 25 de febrero en la revista National Interest, donde señala que el único modo de derrocar a Maduro es estrujar Venezuela, “como hacen las anacondas que habitan las aguas venezolanas”.

Abrams planteó una estrategia de mayor presión diplomática y económica para que se aplique por medio de nuevas sanciones, dirigidas también a los bancos extranjeros que puedan “ayudar” al gobierno de Maduro a esconder los activos del Estado, y “trabajando con la comunidad internacional para congelar las cuentas del régimen en todo el globo”. Se deleitó al decir que los clientes para el petróleo venezolano “están disminuyendo”, y dijo estar seguro de que estas medidas harán que sea imposible “sostenerse” al gobierno de Maduro.

¿Acaso el apagón sin precedentes que tiene Venezuela desde el jueves 7 a 5:00pm, que golpeó a la mayor parte del país al mismo tiempo y afectó a 30 millones de personas, es el tipo de sufrimiento del que hablan Abrams y pandilla? Si bien es cierto que el gobierno de Maduro ha fallado en las inversiones y el mantenimiento de la infraestructura eléctrica del país, este apagón generalizado fue casi con seguridad un sabotaje. El ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, argumentó que el apagón se debió a un ataque "tecnológico y cibernético" contra el enorme complejo hidroeléctrico de la presa del Guri, en el estado Bolívar, que suple de electricidad a toda la nación. La vicepresidente Dalcy Rodríguez, informó TeleSur, responsabilizó a "grupos de extrema derecha" vinculados a la oposición y denunció que las "manos corrompidas" de políticos estadounidenses como el senador Marco Rubio han contribuido a crear las condiciones para un sabotaje tal.

El apagón dejó en la oscuridad a todo el país. A los trabajadores se les informó que debían quedarse en sus casas, y hoy lunes 11 no hubo actividades en las escuelas, universidades, comercios y empresas y el transporte. Todavía hoy no han restablecido la luz en todas partes. Existe una gran preocupación respecto a los costos humanos a consecuencia del apagón, dado que los hospitales, en su mayoría, no tienen acceso a la energía. Hoy los medios de comunicación dominantes se regodearon al dar a conocer lo que llamaron el efecto de apagones “desestabilizadores” a la estabilidad política y económica de Venezuela.