La magnitud verdadera de los logros y planes en la reducción de la pobreza en China

12 de marzo de 2019

12 de marzo del 2019 —- En la declaración que hizo el 7 de marzo Liu Yongfu, director de la Oficina del Grupo Principal del Consejo de Estado para el Alivio a la Pobreza y el Desarrollo, proporcionó la información siguiente, de acuerdo al cable de la agencia de noticias china, Xinhua, sobre el tema:

Año
personas rescatadas de la pobreza
Personas que siguen en la pobreza
2012
99 millones
2017
[NA]
30 millones
2018
13.4 millones
16.6 millones
2019
10.6 millones
6 millones
2020
6 millones
0

Parte, pero solo parte, de la meta de eliminar la pobreza en China es llevar el ingreso mínimo anual a 4,000 yuanes ($600 dólares). Eso se traduce al mismo parámetro monetario utilizado por el Banco Mundial internacionalmente, que es de $1.90 dólares por día. Pero China tiene más que un parámetro monetario en el que están trabajando para enfrentar la pobreza; ellos ponen el acento en la métrica básica de economía física. “Las personas no deberían tener que preocuparse sobre si van a poder adquirir alimentos o vestimentas básicas, y se deben satisfacer sus necesidades en términos de servicios médicos, educación y vivienda”, dijo Liu. Hasta ahora el éxito ha tenido el propósito de “desarrollar industrias locales, mejora de la infraestructura, de los servicios públicos y protección del medio ambiente, que beneficia no solo a quienes estaban viviendo en situación de necesidad, sino a todos los residentes de las regiones rurales”, declaró Liu.

Esta última idea, en la que eliminar la pobreza no solo beneficia a quienes son rescatados de esa condición, sino que beneficia a toda la extensión de la sociedad, es una idea esencial. La pobreza, así como el desempleo, es una carga entrópica para toda la sociedad, de hecho para toda la especie humana: es la peor forma de desperdicio de potencial productivo. Sacar a la gente de la pobreza, y llevarla primero mínimamente a niveles de economía física aceptables, y luego a condiciones de vida más elevada y productiva —que es la estrategia a mediano plazo propuesta por Xi Jinping respecto a la cuestión de la “pobreza”— implica cambiar la proporción de la población que es una carga entrópica, para que sea una contribución antientrópica para la sociedad en su conjunto.

Con eso en mente, consideren lo que quiere decir para toda la especie humana el que China haya rescatado de la pobreza a 800 millones de personas en el curso de 4 décadas. Eso es más que el 10% de toda la población del planeta, ¡y se ha convertido en una nueva fuerza antientrópica que se ha desencadenado! También es verdad que cuando China logre eliminar del todo la pobreza para el 2020, esto va a desencadenar una nueva ola de optimismo cultural tanto en China como internacionalmente, que será un potencial tan significativo, de hecho, como la eliminación de la pobreza como tal en la construcción del Nuevo Paradigma.