Instituciones anglófilas en Estados Unidos baten los tambores de guerra en contra de Huawei y China

19 de marzo de 2019

19 de marzo del 2019 –- El periódico Wall Street Journal publicó un artículo el 12 de marzo sobre “La lucha submarina de EU contra China por el control de la red global de Internet”, el cual se enfoca en el trabajo realizado por la compañía Huawei Marine Networks Co. en alrededor de 90 proyectos para construir o mejorar conexiones submarinas en todo el mundo. Proyectos tales como el interesantísimo cable submarino de 3,730 millas (6.000 kilómetros) desde Brasil hasta Camerún, mediante el cual se conectará Suramérica con África. William Evanina, director del Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad de Estados Unidos, en la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, le dijo al Wall Street Journal que no se preocupase, ya que “estamos plenamente conscientes de las amenazas de contrainteligencia y de seguridad que implican los cables submarinos de parte de una serie de actores... Su protección sigue siendo una prioridad central para el gobierno de EU” (lo que se podría traducir como: Gran Bretaña reina sobre las olas, y nosotros tenemos que garantizar que reine también debajo de las olas).

Dos días después, Eli Lake, periodista neoconservador de la agencia Bloomberg, publicó un artículo histérico donde suena la alarma porque el gobierno de Trump podría “matar la campaña estadounidense en contra de Huawei” a fin de conseguir un acuerdo comercial con China. Los socios de Estados Unidos en los “Cinco Ojos” (el acuerdo de intercambiar inteligencia entre Canadá, Australia, Nueva Zelanda y el Reino Unido, más Estados Unidos) están observando para ver si la campaña de la inteligencia y las fuerzas armadas de Estados Unidos contra Huawei “sobrevive a una acuerdo comercial entre Estados Unidos y China... Trump debería escuchar a sus espías y a sus generales. No hay acuerdo comercial que valga la pena si se deja que China se convierta en el líder mundial en la interceptación de teléfonos”, alega, ¡con una cara de palo! (Admite que hay países que no se están sometiendo a las presiones, como India, la Unión de Emiratos Árabes... y el Reino Unido).

Luego el artículo de Andrew Holland, publicado el viernes 15 en The Hill, titulado “No debemos detenernos ante nada para evitar el dominio de Huawei, y China” parece una parodia, exceptuando que él es jefe de operaciones de la oficina del Proyecto Estadounidense de Seguridad, proyecto bipartidista, en cuya junta directiva se encuentran varios funcionarios militares retirados prominentes, como el ex secretario de Estado John Kerry, el ex secretario de Defensa Chuck Hagel, etc. Este es el mismo Proyecto Estadounidense de Seguridad, que es parte del Centro para el Clima y la Seguridad, que está conformado por destacados funcionarios militares retirados y analistas relacionados con la defensa, que la semana pasada escribieron la carta titulada “Carta al Presidente de Estados Unidos: 58 líderes veteranos del ejército y de la seguridad nacional denuncian al Panel Climático del Consejo de Seguridad Nacional” (propuesto por Trump), y dan instrucciones al Presidente Donald Trump que él no debe formar un comité para examinar la ciencia del cambio climático, dado que ¡tal investigación es inherentemente anticientífica!

¿Acaso no entienden? Esto “se trata de los esfuerzos que está haciendo China para sustituir el orden global liderado por Estados Unidos con uno que ponga de nuevo al ‘Reino Medio’ en el centro del mundo!”. Los detalles del espionaje de alto nivel de Huawei es información clasificada, alegan estos firmantes, sin embargo, insisten “créannos, son muy serios”. Y así por el estilo.