Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Detrás de la Iniciativa de la Franja y la Ruta: “Un diálogo de las mentes y un intercambio de cultura”

20 de marzo de 2019
italian-school-letter-xi-march20-2019.jpg
Estudiantes del Convitto Nazionale "Vittorio Emanuele II" deRoma, muestran la revista del Instituto Confucio, 2019 (Foto via hanban.org).

20 de marzo de 2019 — En la víspera de su histórica visita de Estado a Italia, del 21 al 23 de marzo, el Presidente de China, Xi Jinping, le respondió a los estudiantes del internado Convitto Nazionale Vittorio Emanuele II de Roma, que le habían escrito una carta en chino: “Aprecio sumamente su determinación de fomentar el diálogo de las mentes y del intercambio cultural entre las generaciones jóvenes de los dos países y consolidar la amistad entre los dos pueblos”.

El imperio británico ya había entrado suficientemente en pánico por el viaje de Xi Jinping y el memorando de entendimiento sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta que los dos países habían anunciado que firmarán durante la visita. Pero lo que agravó la herida fue que el subsecretario de Estado del Ministerio de Desarrollo Económico de Italia, Michele Geraci —el arquitecto de la relación de China con su país— se sumó a la fundadora del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, en la conferencia sobre La Franja y la Ruta en Milán el 13 de marzo. El ardiente deseo del imperio británico, de que las ideas de Lyndon LaRouche quedasen sepultadas cuando desapareció físicamente el pasado 12 de febrero, quedaron destrozadas, luego de que ahora se puede ver como 40 años de trabajo organizativo a fondo de Lyndon y Helga LaRouche y sus asociados, le dan forma a las acciones estratégicas de Italia hoy.

Por encima de esto, Xi está llevando a cabo ahora una extensa actividad diplomática con miras en el Segundo Foro de La Franja y la Ruta que se llevará a cabo en Pekín a fines de abril, fundamentado en un concepto del hombre y de su orden social para el cual el imperio británico no tiene réplica, que no sea el satanismo organizado.

La idea de Xi, de “una comunidad de futuro compartido para la humanidad”, de que la mente humana es creativa, y de que un “diálogo de las mentes” entre los mejores momentos clásicos de las principales civilizaciones del mundo, ofrece una solución a la crisis extrema que enfrenta hoy el mundo bajo el Viejo Paradigma, no es nueva. Es la perspectiva de Platón, como lo muestra por ejemplo en su diálogo de Timeo. Es el concepto revolucionario de Nicolás de Cusa sobre la coincidentia oppositorum. Es un postulado central del confucianismo. Y se halla en el centro de los descubrimientos fundamentales de Lyndon LaRouche en la ciencia de la economía física, los cuales guían hoy a la humanidad hacia puerto seguro bajo la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

Helga Zepp-LaRouche tomó nota de estos acontecimientos, y comentó que se pueden esperar otros acontecimientos importantes a partir del próximo viaje de Xi a Italia, tal como nuevas ideas con respecto a la cooperación sino-italiana para el desarrollo de África, que es el único modo competente de abordar la terrible crisis de los refugiados. Están en marcha ya cambios históricos muy grandes, subrayó Zepp-LaRouche, que van a redefinir todos los parámetros de la política internacional que conocemos. Son cambios a los que el gobierno de Trump le debe dar la bienvenida y participar en ellos.