El consumo de la marihuana aumenta la incidencia de psicosis, argumenta investigación europea

28 de marzo de 2019

27 de marzo del 2019 –- El consumo de la cannabis (marihuana) es causa del aumento sustancial en trastornos psicóticos, según encontró una investigación publicada en el principal periódico médico del Reino Unido, The Lancet, el 19 de marzo. Las conclusiones a las que llega son devastadoras para los que abogan por la legalización de la marihuana: “Nuestros resultados muestran que en las zonas en que es más generalizado entre la población el consume diario de la cannabis y de la cannabis de alta potencia, hay más casos de trastornos psicóticos”.

La investigación la llevó a cabo como subdivisión de un proyecto de cinco años, la EU-GEI (European Union – Gene-Environment Interaction), para identificar los factores interactivos que están presentes en el desarrollo, la severidad y el resultado de la esquizofrenia. Estuvo dirigido por la red nacional de esquizofrenia y salud mental del Reino Unido, Holanda, Francia, España, Turquía y Alemania, junto con investigadores de otras instituciones.

Una extensa investigación previa ya había establecido que “los antecedentes de consumo de cannabis [marihuana] están asociados con un aumento del riesgo de tener posteriores trastornos psicóticos”, escribieron los investigadores. Este estudio en particular se echó a andar para “identificar patrones en el consumo de cannabis que tienen el efecto más fuerte en las probabilidades de ocasionar trastornos psicóticos en toda Europa, y explorar si las diferencias en tales patrones contribuye a las variaciones en la tasa de incidencia de los trastornos psicóticos”.

Lo que descubrieron dejó en claro lo que significa exactamente eso.

Se recogieron datos de pacientes entre 18 y 64 años de edad, que presentaban un primer episodio de psicosis, en 11 lugares de seis países de Europa y un lugar en Brasil. Se consideraron dos factores principales: la cantidad consumida, y si se trataba de cannabis de alta potencia.

Esto es lo que consiguieron:

“Si la cannabis de alta potencia ya no estuviera disponible, el 12.2% de los casos de un primer episodio de psicosis se pudiera evitar en todos estos 11 lugares, elevándose a un 30.3% en Londres [Inglaterra], y a un 50.3% en Ámsterdam, [Holanda]”.

“En los tres sitios en los que hay el mayor consumo de cannabis de alta potencia, el consumo diario de este tipo de marihuana estuvo asociado con el mayor aumento en la posibilidad de trastornos psicóticos, comparado con el caso de que no se haya consumido [cannabis]...

“Cuando se inicia el consume del cannabis a los 15 años de edad hay un aumento modesto de las posibilidades de trastornos psicóticos...

“En la muestra total que se tomó, en comparación a quienes no la consumen, los participantes [en la investigación] que consumieron cannabis de alta potencia a diario tuvieron una posibilidad cuatro veces mayor de una psicosis, con una aumento de cinco veces en Londres y nueve veces en Ámsterdam...

“Por lo tanto, si asumimos las causalidades, si ya no hubiera acceso a la cannabis de alta potencia, la tasa ajustada de incidencia para todos los trastornos psicóticos en Ámsterdam se reducirían desde 37.9 a 18.8 casos por 100,000 personas al año, y en Londres desde 45.7 a 31.9 casos por 100,000 personas al año”.

Otra demostración de los efectos letales de tolerar la continuación de la Guerra del Opio del imperio británico contra la población mundial. https://www.thelancet.com/journals/lanpsy/article/PIIS2215-0366(19)30048-3/fulltext