China señala que Iberoamérica no es el “patio trasero” de EU

29 de marzo de 2019

28 de marzo de 2019 — El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, respondió tajantemente el martes 26 a la pregunta de un reportero sobre las amenazas del Asesor de Seguridad Nacional de EU, John Bolton, de que Estados Unidos no va a tolerar ninguna interferencia en la situación venezolana por parte de “potencias extranjeras hostiles”. Geng señaló de manera muy apropiada que “los asuntos latinoamericanos no son un negocio exclusivo de un determinado país, ni América Latina es el patio trasero de un país determinado”.

Geng subrayó que todas las naciones del hemisferio occidental son naciones soberanas e independientes, y por lo tanto tienen el derecho a la autodeterminación de su propia política exterior y la forma en que van a cooperar con otras naciones “es su propia elección”.

La política de China, continuó, ha sido mantener relaciones de amistad con todos los países, con base a los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica. Es solo el pueblo venezolano, subrayó, el que puede resolver la crisis de su nación, y la “estabilidad es del interés de Venezuela y de toda la región”. China, dijo Geng, quiere trabajar con la comunidad internacional para ayudar al restablecimiento de la estabilidad en Venezuela lo más pronto posible. Hasta entonces, “continuaremos promoviendo una cooperación amistosa y de mutuo beneficio con los países de Latinoamérica”.

Geng también tuvo palabras duras para la última payasada montada por Estados Unidos, que tambien tiene que ver con Venezuela, que dió como resultado la cancelación de la reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se venía planeando desde tiempo atrás en Chengdu, y que estaba programada para esta semana. Estados Unidos insistió en convertir a Venezuela en el tema a tratar, y exigió que China admitiera a los representantes ante el BID nombrados por el “presidente interino” Juan Guaidó, a pesar de que, como dijo Geng “Guaidó no es un presidente electo mediante un procedimiento legal y por lo tanto carece de legitimidad”.

Al insistir en enfocarse en un “tema político contencioso” en vez de la cooperación financiera, como deseaban la mayoría de los miembros del BID, EU logró hacer fracasar la reunión, pero “confiamos en que la cooperación de China con los países de América Latina y el Caribe no se vea interrumpida y tenemos plena confianza en las mejores perspectivas de cooperación futura”, señaló.