Bridenstine habla sobre la misión Luna-Marte: “La NASA está lista para llevarla a cabo”

11 de abril de 2019

10 de abril de 2019 — En su discurso en el 35avo Simposio Espacial anual celebrado en Colorado Springs, el administrador de la NASA Jim Bridenstine le describió en detalle a los asistentes el carácter de la misión Luna-Marte y las razones de por qué es tan importante llevarla a cabo.

Primero explicó que la suya fue una generación que se perdió los alunizajes de los Apolo y que su primera memoria fue cuando, estando en quinto grado, la clase vio el accidente del Challenger. En 2003, cuando Bridenstine era piloto militar abordo del portaviones USS Abraham Lincoln, recibieron la noticia del accidente del Columbia. Dijo que quiere que las nuevas generaciones “tengan memorias sobre cosas grandiosas, no sobre tragedias”. Se refirió a una discusión que tuvo con el director de la Agencia Espacial Europea (AEE), Jan Woener, y mencionó una frase que ha vuelto suya: “No vamos de regreso a la Luna, sino que vamos adelante hacia la Luna”, y añadió que “la NASA está lista para llevarlo a cabo”.

Bridenstine dijo que el plan no ha cambiado, lo que ha cambiado es el cronograma. Explicó el programa del Gateway, que al parecer va a continuar siendo parte del plan (ya que algunos de los equipos ya se están construyendo). Los elementos que todavía se necesitan, dijo, son un vehículo de descenso de la órbita alta del Gateway hacia una órbita lunar más baja, un vehículo que lleve al aterrizador hasta la superficie y una etapa de propulsión que lleve desde la superficie de regreso a la órbita lunar baja; todo esto se debe llevar a cabo con participación pública y privada e internacional.

Bridestine dejó muy en claro que el objetivo de alunizar en la Luna es primordial. El programa se va a llevar a cabo en dos etapas, explicó.

* En la primera etapa, la NASA “se va a deshacer de distracciones” que interfieran con el objetivo marcado para el 2024. Empezará con el transporte de la carga científica de la NASA en los módulos de aterrizaje comerciales, tal vez para finales de este año. Culminará en el aterrizaje tripulado.

* En una segunda etapa, para el 2028, la clave va a ser la “sustentabilidad” con lo que se refiere al reuso de todos los vehículos, módulos de aterrizaje, transportes entre órbitas lunares, etc. También se podrían añadir otras capacidades, como sería utilizar los recursos en la Luna (lo único que se ha mencionado hasta ahora es el hielo). No existen planes, aún, para desarrollar otros recursos en la Luna. Se prevé que el programa lunar posibilite poder lanzar misiones posteriores a Marte, por lo que la NASA va a crear un grupo que planifique de la Luna a Marte, que consolide toda la investigación relacionada.

Bridenstine describió después los nuevos descubrimientos sobre Marte hechos por las astronaves y el siguiente rover a Marte en 2020, que será el primer paso para traer muestras de regreso. Informó que los descubrimientos apuntan aún más hacia la posibilidad de vida en Marte.

Se refirió también, como lo ha hecho anteriormente, a las preocupaciones de que el financiamiento del programa lunar vaya a “canibalizar” otros programas, en especial de la ciencia espacial. Afirmó que existen desafíos políticos, como lograr que el Congreso los respalde completamente y los problemas presupuestales, como hacer que la oficina de gestión del presupuesto (OMB, en sus siglas en inglés) destine partidas apropiadas y el hecho de que la NASA está trabajando para lograr una enmienda al presupuesto del año fiscal 2020 para que se aumente su presupuesto. La NASA también trabajará para obtener una excepción si hay una resolución continua.

Bridenstine subrayó de nuevo que el liderazgo incluirá socios, ciertamente los socios de la Estación Espacial Internacional, y también los muchos nuevos programas espaciales, que pueden no tener mucho que aportar ahora, pero lo harán.