El VIPS le dice al Presidente Trump que desenmascare la Gran Mentira que hay en el informe de Mueller

19 de abril de 2019

18 de abril de 2019 — El grupo Veteranos Profesionales de la Inteligencia por la Cordura (VIPS, en sus siglas en inglés) emitió el martes 16 de abril, un “Memorando para el Presidente” titulado “La mosca en el ungüento de Mueller”, que se publicó en la página principal de Consortium News. Como lo ha venido destacando EIR, la exoneración de Trump en el informe de Mueller (a lo cual se vio obligado Mueller por la denuncia concluyente de EIR y otros, sobre las mentiras que sustentaban la investigación de Mueller) no le impidió a Mueller tratar de dejar vivo el fraude del Rusiagate, al incluir como evidencia (sin ningún sustento) el alegato de que Rusia hackeó las computadoras del Comité Nacional Demócrata (CND) y le pasó su contenido a WikiLeaks, para ayudar a la elección de Trump.

El memo del VIPS a Trump informa:

“El informe de Mueller dejará intacta la acusación central, pero no demostrada, de que el gobierno ruso hackeó los correos electrónicos del CND y de Podesta, se los dio a WikiLeaks para que los publicase, y ayudó a ganar la elección. El golpe será el mismo, es decir, aunque hay una ausencia de pruebas de que usted se coludió con el Presidente ruso Vladimir Putin, le tiene que agradecer por haber llegado a ser Presidente. Y esa melodía va a persistir por lo que resta de su Presidencia, a menos de que aproveche el momento”.

El memo revisa las pruebas del informe desacreditado sobre el papel ruso en el hackeo que elaboró CrowdStrike, “cuya credibilidad está a la par del expediente marrullero compilado por Christopher Steele. Al igual que Steele, [la empresa] CrowdStrike fue contratada y pagada por el CND (mediante una transa)”.

El memo del VIPS hace referencia a su informe anterior dirigido al procurador general Barr, del 13 de marzo pasado, sobre “la investigación forense independiente e imparcial que realizó el VIPS, bajo la dirección de dos ex directores técnicos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, en sus siglas en inglés), una investigación que sin presiones de ningún tipo, sino que basan sus resultados en principios fundamentales de la ciencia y el método científico. Nuestros resultados siguen siendo indisputables; ellos revelan enormes huecos en las conclusiones de CrowdStrike”. (Ese informe también está disponible, en inglés, en la página del VIPS del portal electrónico Consortium News).

El memo del VIPS descarta por ridículo el argumento de Mueller de que unos cuantos anuncios en los medios sociales pagados por una empresa rusa hayan tenido algún impacto en la elección. Pero insisten de manera enérgica que la acusación del hackeo tiene que ser desacreditada. La refutación del cuento de la colusión en el informe de Mueller, señala el VIPS, ha elevado las posibilidades de que “paisanos crédulos a quienes les han asegurado que Mueller encontraría la colusión entre usted y Putin, podrían ahora estar más precavidos e incluso escépticos, con relación al resto del cuento del hackeo ruso, y eso será todavía más probable entre quienes tienen conocimientos técnicos. Esos especialistas se van a dar un gustazo, SI, y es un ‘SI’ con mayúscula, por algún milagro, la voz de los resultados forenses del VIPS encuentran espacio en los medios esta vez”.

Si Mueller se apoya únicamente en CrowdStrike, dicen los VIPS, “está actuando más bien en el mundo del inspector Clouseau que como el experto en la materia de cuya reputación goza. Simplemente no es suficiente para Mueller que su ex colega, James Comey, le diga al Congreso que la firma CrowdStrike es una ‘entidad de clase superior’. No es nada de eso, y además de su incompetencia documentada, está plagada de conflictos de interés. Comey tiene que explicar por qué mantuvo al FBI alejado de las computadoras del CND después de que dijeron que habían sido hackeadas”.

“Y el ex Director de Inteligencia Nacional James Clapper, tiene que explicar su afirmación de noviembre pasado de que ‘la evidencia forense fue abrumadora en el sentido de que lo hicieron los rusos’. ¿Cuál evidencia forense? ¿La de CrowdStrike? Nosotros, en el VIPS, en contraste, hemos encontrado más y más evidencia forense de que los correos electrónicos del CND fueron filtrados, no hackeados por los rusos ni nadie más, y que el Guccifer 2.0 es un fraude absoluto. Sí, nosotros podemos probar eso de manera forense también”.

Los autores del informe destacan la naturaleza históricamente esencial del asunto: “Nosotros consideramos la cuestión de la interferencia rusa como algo de importancia predominante, no solo porque la acusación es maliciosamente fraudulenta y fácil de refutar. Lo más importante, es que ha llevado la tensión con una Rusia con armas nucleares, al tipo de agitación extrema peligrosa que no se había visto desde la crisis de los misiles cubanos de 1962, cuando la provocación rusa era real, auténtica, no sintética. Las mentes sensatas resolvieron esa crisis hace más de medio siglo, y todos nosotros pudimos seguir viviendo. Estos días las mentes sensatas parecen pocas y lejanas, y es demasiado lo que está en juego”.

El VIPS informa que Trump supo de sus evidencias iniciales de que no hubo hackeo, dado que el Presidente le dijo al entonces jefe de la CIA, Mike Pompeo, que invitase al ex director técnico de la NSA, William Binney (quien dirigió la investigación forense del VIPS sobre la filtración de los correos electrónicos) para que le diera un informe de sus pruebas, cosa que hizo así.

Asimismo, señalan el esfuerzo de los abogados de Julian Assange en marzo de 2017 para arreglar que Assange presentara las pruebas que él tiene a los investigadores estadounidenses, de que los rusos no fueron responsables de ningún hackeo, a cambio de una amnistía parcial, pero el jefe del FBI, James Comey y el senador Mark Warner (demócrata de Virginia) sabotearon ese esfuerzo.

“Pero, ¿es acaso demasiado tarde para aceptar de algún modo el ofrecimiento de Assange? ¿Podría él o sus asociados estar dispuesto todavía a proporcionar las pruebas técnicas que muestran, cuando menos, quién no fue el culpable? Usted, señor Presidente, podría hacer que eso suceda. Tendría usted que resistir a las presiones en cada esquina, y quienes tienen intereses creados y mucha práctica en sabotajes, tienen todas las maneras y formas para tratar de impedírselo, con la cooperación plena de los entendidos de la prensa. Por ahora, usted sabe muy bien como funciona eso. Pero usted es el Presidente. Y quizás no habría mejor momento que ahora para enfrentarlos, mostrar la naturaleza espuria de las pruebas inventadas con las que intentan ponerlo a usted en el bolsillo de Putin, y por fin, despejar la nube que le ha impedido a usted procurar una relación más decente con Rusia”, concluye el informe.

Está firmado por 16 miembros del Grupo Coordinador del VIPS, y está archivado en la página de “memos del VIPS” del portal electrónico Consortium News.