EU anuncia que no habrá más exenciones a las sanciones a países que importen petróleo de Irán

23 de abril de 2019

23 de abril de 2019 — El Secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, anunció el lunes 22 que ya no habrá más exenciones a las sanciones contra las naciones que importen petróleo de Irán. El 2 de mayo se vencen las exenciones que se habían concedido a ocho países, Grecia, Italia, Taiwán, China, India, Turquía, Japón y Corea del Sur. Se informa que ya tres de estos países, Grecia Italia y Taiwán, han reducido sus importaciones de petróleo iraní a cero, pero que si los otros no acceden a las demandas estadounidenses, entonces serán sancionados. Así que, Pompeo está amenazando a los aliados, amigos y enemigos por igual, de que tienen que hacer lo que les dice Estados Unidos con relación a sus (supuestas) relaciones soberanas internacionales con otros países o tendrán que sufrir las consecuencias. Claramente está presionando hasta los límites de la tolerancia a sus fantasías neoconservadoras de que Estados Unidos es la “única superpotencia”.

“Continuaremos aplicando sanciones y supervisando su cumplimiento” dijo Pompeo. “Cualquier nación o entidad que interactúe con Irán debe sacar sus propias conclusiones y errar por el lado de la cautela. Simplemente en comparación con los beneficios no van a valer la pena los riesgos”.

Pompeo dijo que había negociado con Arabia Saudita y con los Emiratos Árabes Unidos (EAU) para que bombeen la suficiente cantidad de petróleo adicional para que se mantenga estable el mercado. Además, dijo, Estados Unidos es ahora también un productor importante.

“Puedo confirmar que cada uno de estos abastecedores está trabajando directamente con los antiguos clientes de Irán para que no cause ningún trastorno la transición del uso del crudo iraní a otros crudos”, dijo.

Pompeo prometió que una vez que las exportaciones petroleras de Irán se reduzcan a cero se mantendrán en cero hasta que Irán responda a las exigencias de Estados Unidos.

“Hemos dejado muy en claro nuestras demandas ante el Ayatolá y sus compinches. Pónganle fin a su procura de armas nucleares. Dejen de hacer pruebas y de producir misiles balísticos. Dejen de patrocinar y cometer terrorismo. Paren la detención arbitraria de ciudadanos estadounidenses”, entonó. “Nuestra presión tiene el objetivo de lograr el cumplimiento de estas demandas y otras más, y continuará acelerándose hasta que Irán esté dispuesto a enfrentarlas en la mesa de negociaciones”.

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, le había dicho a los reporteros, antes de que se conociera el anuncio de Pompeo, que “China se opone a sanciones unilaterales y a la llamada ‘jurisdicción de largo alcance’, impuesta por Estados Unidos. Nuestra cooperación con Irán es abierta, transparente, legal y legítima, y por lo tanto debe ser respetada”, dijo. “Nuestro gobierno está comprometido a defender los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas y a desempeñar un papel positivo y constructivo en la defensa de la estabilidad del mercado energético mundial”.