Cuenca Missouri-Misisipi, más daños con las inundaciones; los gobernadores conferencian esta semana con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército

24 de abril de 2019

24 de abril de 2019 — Ante la continua elevación del nivel de las aguas en la cuenca de los ríos Missouri y Misisipi, los gobernadores de Nebraska, Iowa y Missouri se reunirán el 26 de abril con los directivos del Distrito Omaha del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, para evaluar las opciones que les va a presentar el Cuerpo de Ingenieros para construir infraestructura de defensa contra inundaciones, cosa que ellos le solicitaron el 3 de abril, en la última reunión que tuvieron. El 17 de abril, la Comisión Ambiental del Senado federal se reunió para evaluar el desastre en Glenwood, Iowa, que tiende a seguir atorado con la cuestión de castigar al Cuerpo de Ingenieros del Ejército por cumplir con el mandato verde (aprobado por el Congreso en el 2000) de preservar los intereses de especies en peligro y de la pesca, en vez de proteger la vida y la propiedad de los habitantes. La respuesta de los funcionarios del Cuerpo es que sí actuaron para proteger la vida y la propiedad en el desastre actual de la inundación, pero que no tienen los medios necesarios ni en términos de infraestructura ni de financiamiento.

El agua todavía se mantiene en niveles elevados por toda la cuenca. En Nebraska, el gobernador Pete Ricketts dio a conocer una orden ejecutiva para prorrogar el estado de emergencia hasta el 15 de mayo, el cual se declaró desde el 12 de marzo. Mediante esto, se despliegan recursos estatales para ayudar al ganado, limpiar los residuos y otras funciones de ayuda. Ricketts declaró el 7 de abril “Día de oración” en el estado, para rezar por los que están sufriendo por las inundaciones. Declaró “Nebraska ha experimentado el desastre natural más extendido en la historia del estado”.

En Missouri, el gobernador Mike Parson solicitará oficialmente esta semana la ayuda federal de emergencia, ahora que se ha realizado un recuento de daños preliminar, que son enormes. Hasta una tercera parte del estado está técnicamente en estado de inundación. En Iowa, todavía hay poblados que están bajo el agua y los residentes del pequeño poblado al occidente, Pacific Junction, llevan un mes de haber tenido que salirse del pueblo.

Sobre el río Misisipi mismo, el agua tiene un nivel de 20 pies por encima de lo normal en algunos trechos, lo que, entre otros peligros, ha provocado interrupciones en el tráfico de barcazas con los envíos de fertilizantes a granel para la siembra de primavera.