OANN no ceja en su cobertura del papel del imperio británico en el intento de golpe contra el Presidente Trump

3 de may de 2019

2 de mayo de 2019 — El servicio conservador de noticias de TV por cable One American News Network (OANN) le ha dado seguimiento a su noticia del miércoles 24 de abril sobre el papel central que jugó el imperio británico en el intento de golpe del “Rusiagate” contra Donald Trump. El lunes 29 de abril OANN acudió a la embajada británica en Washington, DC, para exigir una respuesta a los interrogantes planteados por la noticia.

Un reportero de OANN trató de contactar a la embajada británica desde el comienzo, antes de difundir su primera nota el 24 de abril, sobre “cómo vigiló el Reino Unido la campaña de Trump en 2016, y luego, por medio del acuerdo de los mentados ‘Cinco Ojos’, le pasó el producto de la vigilancia al gobierno de Obama”. La noticia se centra en una entrevista con el ex analista de la CIA, y antes que nada patriota, Larry Johnson. En esa ocasión, OANN no obtuvo ninguna respuesta de la embajada británica.

Luego de que el Presidente tuiteó “Wow!” en su comentario sobre la noticia de OANN, la cual desató “una tormenta de fuego internacional”, el reportero de OANN Neil McCabe solicitó una reunión con el embajador del Reino Unido en Washington y con su personal. Tampoco hubo respuesta.

Entonces McCabe fue hasta la sede de la embajada del RU, tocó la puerta, y esperó por la respuesta, con una cámara de filmación por supuesto. Quien respondió fue un funcionario de la seguridad, que le dijo que el personal de la embajada estaba “muy ocupado” como para atenderlo.

Sin embargo, el abogado del Presidente Donald Trump, Rudolph Giuliani, confirmó a OANN que “el equipo judicial está presionando para que respondan y den cuenta de cómo las agencias de inteligencia extranjera, como la de Gran Bretaña, cooperaron con el gobierno de Obama para espiar a la campaña de Trump y crear la farsa de la colusión con Rusia”, informó McCabe.

Giuliani le dijo también a OANN que: “Tengo plena confianza de que luego de que haya una investigación completa y a cabalidad, se descubrirá que hubo una interferencia extranjera y que hubo un abuso de nuestros servicios de inteligencia y de las agencias policiales para el fin de encontrar alguna información sucia, incluso hasta información manufacturada, sobre los miembros de la campaña de Trump”.

McCabe señala que el desmentido que emitió la semana pasada el GCHQ (la agencia de seguridad nacional británica encargada del espionaje telefónico y cibernético) al tuit del Presidente Trump sobre las declaraciones de Larry Johnson (el GCHQ declaró que “la acusación de que el GCHQ estuvo realizando operaciones de escuchas telefónicas al entonces Presidente electo, es absurda”), niega una acusación que nadie ha hecho. Y que hace dos años, cuando encajaba bien a su línea sobre la colusión rusa, los medios informativos dominantes resaltaron el rol británico (muestra un videoclip de CNN haciendo eso exactamente). Y que, como lo informaron también los medios dominantes, fue la agencia británica de inteligencia MI6 y los australianos los que “se empeñaron” en septiembre de 2018 en que el Presidente Trump no hiciera público los registros secretos sobre la vigilancia a Carter Page.

McCabe promete que OANN “seguirá cubriendo el desarrollo de esta noticia”.