El secretario de Estado, Pompeo, está histérico porque está fracasando su plan, para crear un conflicto entre las grandes potencias en torno a Venezuela

6 de may de 2019

6 de mayo de 2019 — Mike Pompeo, secretario de Estados de Estados Unidos, y sus compinches neoconservadores dentro del gobierno de Trump, han venido trabajando para garantizar que Estados Unidos y Rusia se metan en un enfrentamiento geopolítico en torno a Venezuela, para destruir cualquier sustento para lograr la cooperación entre estas naciones.

Sin embargo, la llamada telefónica de 90 minutos entre los Presidentes Donald Trump y Vladimir Putin —“muy productiva”, según la caracterizó Trump— en la que Trump dijo que Putin quiere “ver algo positivo” en Venezuela, ha metido un obstáculo a todo el escenario, y Pompeo está anonadado, como se evidenció en su entrevista con Fox News el domingo 5 de mayo.

Al ser presionado por el anfitrión del programa, Chris Wallace, para que explicara qué sucedió durante el fallido levantamiento militar en Venezuela el 30 de abril, convocado supuestamente por el “presidente” Juan Guaidó , y si había existido una mala inteligencia, lo único que respondió Pompeo fue repetir hasta la saciedad que Estados Unidos, guiado por su Presidente (espera él) va a salvar a Venezuela de la tiranía del “usurpador” Nicolás Maduro. Sin embargo, Maduro todavía está en el poder, replicó Wallace. “Sí está”, afirmó Pompeo, pero es que “estas cosas toman tiempo”.

Durante toda la entrevista, Wallace repetidamente regresó al tema de la llamada telefónica entre Trump y Putin, con la intención de averiguar por qué Trump no discutió sobre la supuesta “interferencia” de Rusia en las elecciones del 2016 en EU, lo cual hizo que Pompeo comenzara a vociferar respecto a qué tan duro ha sido el gobierno con Rusia, y que probablemente Trump simplemente no tuvo tiempo para mencionar esto en la llamada telefónica. Cuando Wallace confrontó a Pompeo con las declaraciones de Trump respecto a Putin y a Venezuela, este solo pudo insistir sustentándose en alguno de los tuits de Trump de hace varias semanas, que el Presidente [Trump] quiere que los rusos se salgan de Venezuela, y agregó que ahora hay iraníes en el terreno (¿quiénes van a venir después?) y eso sin mencionar a los “varios de miles de esbirros cubanos que esencialmente controlan hoy el país”.

Wallace citó de nuevo las afirmaciones de Trump en el sentido de que Putin no quiere “involucrarse” en Venezuela, y le preguntó a Pompeo qué le iba a decir al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, cuando lo vea en Finlandia. Pompeo declaró que le diría “lo mismo que el Presidente le dijo al mundo, que todos los países tienen que salirse [de Venezuela], incluyendo los rusos. No queremos a nadie entrometiéndose en los asuntos de los venezolanos”. Al contrario de todas las evidencias en el mundo real, Pompeo también insiste que el Presidente Trump va a autorizar una intervención armada a Venezuela, si es que este lo considera necesario.