El “Grupo de Estudio sobre Siria” publicó un informe atacando el llamado que hizo Trump a sacar las tropas de Siria

14 de may de 2019

12 de mayo de 2019 — Luego de que el Presidente Donald Trump plantease la salida de las tropas estadounidenses de Siria en diciembre de 2018, el Congreso de EU ordenó apresuradamente la formación de un “Grupo de Estudio sobre Siria” (GES). La intención era publicar un “estudio” lo más pronto posible, elaborado por una camarilla de neoconservadores para atacar esa decisión de Trump, refutar el planteamiento de Trump de que el EIS está prácticamente derrotado, e insistir en la exigencia de que el Presidente Bashar Hafez al-Assad sea removido de su cargo antes de siguiera pensar en sacar las tropas estadounidenses de Siria. Ahora incluyeron en el informe la exigencia de que Estados unidos no participe en reconstrucción alguna mientras Assad no sea derrocado, y que Estados Unidos debe utilizar cualquier medio necesario para evitar que otros países ayuden a la reconstrucción de Siria.

Entre quienes forman parte del equipo, que lo supervisa el mal llamado Instituto para la Paz, están: Michael Singh, director gerente del rabiosamente neoconservador Instituto de Washington para la Política de Oriente Próximo (WINEP en sus siglas en inglés); Kimberly Kagan, una halcón que presionó para la reanudación de la guerra en Iraq (y esposa de Fred Kagan de la famosa familia neoconservadora, Kagan); y Anne Patterson, la embajadora de Estados Unidos en Egipto que impulsó el plan de Obama para apoyar a la Hermandad Musulmana y a la Operación Morsi.

El informe preliminar que fue publicado el 1º de mayo, (el informe completo estará listo para septiembre) incluye los siguientes apartados: “El retiro prematuro de las tropas estadounidenses lleva el riesgo de habilitar el resurgimiento del EIS”; “Assad no está dispuesto a llegar a un acuerdo y pretende retomar toda Siria” (imagínense que agallas estas de querer recuperar todo su país); “Una mayor ofensiva del régimen de Assad en Idlib exacerbaría la crisis humanitaria”.

Las recomendaciones del GES son: “Alto al retiro de las tropas estadounidenses”; "Continuar aislando al régimen de Assad por medio de sanciones, presión diplomática, y la negativa a darle ayuda para construcción”; “Aprobar y promulgar el Proyecto de Ley César de Protección Civil”. Este proyecto de ley fue introducido en el 2016 y fue aprobado de forma unánime en la Cámara de Representantes, sin embargo no se ha aprobado en el Senado. Este impondría nuevas sanciones a Siria y a cualquier compañía o país que hiciera negocios con el gobierno de Siria, y establecería una zoma libre de vuelos, es decir, destruir a Siria del mismo modo en que Bush y Obama destruyeron a Iraq y a Libia.

El informe del GES admite que una elección libre y democrática en el 2021 sería un desastre para el partido de la guerra, dado que Assad podría ganar fácilmente, y “utilizaría las elecciones del 2021 para fortalecer el reclamo de Assad a la legitimidad”.