¿Qué más hay con respecto al acuerdo migratorio entre Estados Unidos y México?

13 de junio de 2019

12 de junio de 2019 –- Los medios de comunicación le pusieron mucha atención a los comentarios que hizo el lunes 10 el Presidente Trump respecto a que hay alguna especie de acuerdo secreto al que se llegó entre Estados Unidos y México, pero que hasta ahora no se ha anunciado: “Tenemos un acuerdo en algo que ellos [México] pronto van a anunciar. Ya es un hecho. Tienen que conseguir la aprobación”, le dijo Trump a la prensa. Horas antes, había enviado un tuit que decía: “Hemos firmado y documentado otra parte realmente importante del acuerdo de Inmigración y Seguridad con México, un acuerdo que Estados Unidos ha venido buscando por muchos años”. Indicó que esto todavía necesita la aprobación del Congreso mexicano, y que “No anticipamos que haya problema alguno con su aprobación, sin embargo, si por alguna razón no es aprobado, ¡se impondrán los aranceles!”.

Aunque Marcelo Ebrard, ministro de Relaciones Exteriores de México, negó que existiese un acuerdo adicional que se hubiese firmado, él explicó que Estados Unidos instó a México a dejar su oposición de tan larga data a ser clasificado como un “tercer país de asilo”. Ese estatus implicaría que México se vería entrampado para ocuparse de cientos de miles de inmigrantes de Centroamérica y de otros lugares que transitan actualmente por el territorio mexicano hacia Estados Unidos, que es algo que México obviamente no está en capacidad de asumir. Como señalara un cable de la agencia AP bastante acertadamente: “Como una cuestión práctica, a México se le va a dificultar integrar a miles de inmigrantes adicionales a una economía que apenas está creciendo, haciendo de ellos blanco para que los grupos mexicanos del crimen organizado amplíen sus filas, así como el aparato del narcotráfico”.

Según la AP, Ebrard también le dijo a la prensa que “si el acuerdo al que llegamos el viernes no comienza a reducir el número de inmigrantes en los próximos 45 días, vamos a iniciar nuevas discusiones en las que Estados Unidos impulsará de nuevo las medidas de un tercer país de asilo y México propondrá que se establezca un sistema regional de refugiados conjuntamente con las Naciones Unidas (UN) y los gobiernos de Guatemala, Panamá, y Brasil, tres países que a menudo son países de origen de inmigrantes que buscan llegar a Estados Unidos”.