China y Rusia advierten contra una escalada de Estados Unidos contra Irán

18 de junio de 2019

18 de junio de 2019 — Tanto China como Rusia, cada cual por su lado, han hecho firmes advertencias en contra de una escalada de Estados Unidos en contra de Irán. En Pekín, el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, atacó la política estadounidense de ejercer “máxima presión” y exhortó a ambas partes a evitar una mayor escalada. “Hacemos un llamado a ambas partes para que se mantengan en un nivel racional y ejerzan moderación, y no se tome ninguna medida que exacerbe las tensiones regionales, y no abran una caja de Pandora”, le dijo a los periodistas el martes 18. Asimismo, Wang exhortó a Washington a “cambiar sus métodos de presión extrema”, ya que “cualquier conducta unilateral no tiene base en el derecho internacional”.

En Moscú, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, calificó de “alarmantes” los últimos acontecimientos, en una entrevista con la agencia TASS. “Debemos exigir que todas las partes muestren moderación y se abstengan de tomar ninguna medida de rigor, en especial después de seguir la misma lógica de que ‘es muy probable’ la cual occidente emplea en muchos otros casos”, dijo Lavrov. “Estos enfoques de ‘muy probable’ o ‘sumamente probable’, difícilmente son pertinentes cuando se trata de cosas que son sumamente graves. Solo una investigación y un acuerdo para normalizar la situación es pertinente aquí. La clave para normalizar la situación es fomentar el diálogo entre todos los Estados del Golfo. Quiero decir tanto las monarquías árabes como la República Islámica de Irán, con el apoyo de sus vecinos, la Liga de Estados Árabes, la organización de Cooperación Islámica, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, y la Unión Europea”.

Lavrov señaló que Rusia ha estado planteando la necesidad de un proceso para restaurar y fomentar la confianza para la región. “Quienes se basan en incitar las tensiones entre árabes y persas, árabes y curdos, y al interior del mundo árabe entre sunitas y shiítas, no se guían por los intereses de los pueblos de la región, sino sus propios motivos geopolíticos estrechos”, dijo.

En Tokio, el gobierno japonés trata de no ser arrastrado en la confrontación de Estados Unidos contra Irán. En una rueda de prensa que dio este lunes 17 de junio, el secretario del gabinete de gobierno, Yoshihide Suga, declinó responder a una pegunta sobre la opinión de Tokio sobre los ataques a los buques petroleros. “Me abstengo de responder con prejuicio ahora”, dijo Suga, según la reseña del Japan Times. “No podemos hacer ninguna declaración basada en supuestos, dijo un diplomático del Ministerio del Exterior de Japón, quien calificó la particular relación de Japón con Irán como una “ventaja diplomática”.

Otra fuente del gobierno se refirió a la guerra de Iraq, la cual justificó Estados Unidos sobre la base de “evidencias” sobre el programa de armas de destrucción masiva de Iraq, que resultaron ser falsas. “No podemos aceptar sin reservas los reclamos de Estados Unidos”, dijo la fuente.

En Europa, existe la preocupación de que la política de Estados Unidos hacia Irán no la define el Presidente Trump, sino su asesor de seguridad nacional, John Bolton y otros. Nathalie Tocci, la asesora especial de la jefa de la política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, le dijo a Sophie Shevardnadze de RT en una entrevista que Trump “debería de tratar de cambiar a su asesor de seguridad nacional, quien claramente tiene una posición muy diferente a la suya”. Dijo que John Bolton está llevando a Trump por una vía muy diferente en Irán, de la que él quizás esté más inclinado a seguir. “Así que, desafortunadamente, por el momento me parece que la política de Estados Unidos hacia Irán tiene un autor muy claro y ese autor no es el Presidente de Estados Unidos”. Agregó que el peligro va mucho más allá que Irán: “¿Qué pasará si Estados Unidos decide imponer sanciones extraterritoriales a China?”