López Obrador revive la propuesta de López Portillo para la autosuficiencia alimentaria de México

21 de junio de 2019

21 de junio de 2019 –- Durante el recorrido del fin de semana del sábado 15 por Ciudad Cuauhtemoc, en el estado de Chihuahua, el Presidente Andrés Manuel López Obrador recalcó que México debe llegar a ser autosuficiente en la producción de alimentos, fortalecer su mercado interno, y ofrecer precios de paridad a los productores agrícolas. Dijo que la posibilidad de que Estados Unidos pudiera establecer aranceles impositivos a las exportaciones mexicanas debería servir como incentivo para que alcancemos la autosuficiencia alimentaria, informó el periódico Excelsior del 16 de junio.

Durante las negociaciones del 5 al 7 de junio en Washington, López Obrador había subrayado que no busca ninguna confrontación con Estados Unidos, pero que consideraría imponer aranceles como represalia a las exportaciones que hace Estados Unidos a México, si Trump decidiera imponer un gravamen del 10% a la exportaciones de México a Estados Unidos.

La propuesta de López Obrador es la primera vez desde el gobierno del Presidente José López Portillo (1976 a 1982) amigo de Lyndon LaRouche, que un Presidente mexicano ha propuesto alcanzar la autosuficiencia alimentaria. En marzo de 1980, López Portillo emitió un proyecto en donde planteó una propuesta de economía física para utilizar los enormes yacimientos de petróleo recién descubiertos, para llevar a cabo “un esquema ambicioso de producción de alimentos básicos, con la aspiración de lograr la autosuficiencia alimentaria”. Con ese fin, López Portillo creo el Sistema Alimentario mexicano (SAM), como el vehículo para conseguir esta meta.

Desafortunadamente el SAM no tuvo éxito, dado que los Presidentes neoliberales que siguieron a López Portillo, hundieron a México en una crisis económica, y el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) destruyó completamente a la agricultura mexicana. Hoy, es un importador neto de alimentos.

López Obrador afirmó en Ciudad Cuauhtemoc, Chihuahua, que “la autosuficiencia alimentaria de México es posible, y el gobierno federal apoyará a los productores para alcanzarla. Porque lo que necesitamos es producir en México lo que consumimos; no estar comprando en el extranjero maíz, ni frijol, ni alimentos, porque si no nos venden alimentos o se encarecen los alimentos que compramos afuera, vamos a padecer en México; pero si somos autosuficientes en maíz, en frijol, en arroz, en carne, en leche, que no lo somos; tampoco [somos autosuficientes] en gasolina, si producimos en México lo que consumimos, nos van a hacer lo que el viento a Juárez”, dijo utilizando una frase popular mexicana para significar “no pueden hacernos nada”.

El Presidente mexicano informó que ya se están dando los pasos para garantizarle a los agricultores los precios de paridad, comenzando con dos cadenas de alimentos, Diconsa y Liconsa, que han acordado pagar “precios justos” a los productores. En primer lugar, el gobierno federal va a dar prioridad a los agricultores pequeños y luego va a avanzar progresivamente para incluir a los dueños de grandes extensiones.

En compañía del secretario de Salud, el Presidente López Obrador también enumeró una variedad de programas sociales, llamados Programas Integrales para el Bienestar, que tiene el propósito de implementar, entre los cuales se proponen becas estudiantiles, y una beca “universal” para los estudiantes de preparatoria, “porque es el nivel de escolaridad en el que se registran mayores índices de deserción”. Se le otorgarán subsidios a los padres de familia para el cuidado de sus hijos, a los niños discapacitados y a los adultos mayores una “pensión universal”. Anunció que a los jóvenes entre los 18 y 29 años de edad, “serán contratados como aprendices” con sueldo acorde, en tanto dure su entrenamiento, por medio de la iniciativa de “Jóvenes Construyendo el Futuro”.