¿A diez minutos de una guerra nuclear? Trump detuvo el ataque contra Irán

22 de junio de 2019

22 de junio de 2019 — La provocación manufacturada en torno al Estrecho de Ormuz, casi resultó en una guerra abierta el viernes 21, cuando los belicistas incrustados en el gobierno pidieron un ataque militar contra Irán luego de que los iraníes derribaron un drone estadounidense cerca del Estrecho de Ormuz el jueves 20. Aunque las fuerzas armadas de Estados Unidos juran que fue un ataque no provocado en aguas internacionales, a 21 millas de la costa de Irán, Teherán insiste en que tienen evidencia de que el drone se encontraba dentro del límite de 12 millas del espacio aéreo iraní. Irán mostró partes del drone que según ellos recuperaron en territorio iraní sobre el Golfo de Omán. También dijeron que habían hecho dos advertencias al drone para cambiara su rumbo, el último de los cuales se hizo 10 minutos antes de que lo derribasen.

El partido bélico que rodea a Trump se puso a trabajar y exigió un ataque militar inmediato contra Irán, alegando de manera desenfrenada que sería una vergüenza internacional para Estados Unidos si no respondían con fuerza mayor. Trump se reunió todo el jueves con los jefes de las fuerzas armadas y del equipo de seguridad así como los dirigentes del Congreso. Por la noche del jueves, el diario New York Times publicó una versión según la cual Trump había ordenado un ataque sobre tres sitios de radar y lanzacohetes de Irán, y que los planes estaban en el aire, pero que finalmente Trump dio marcha atrás y lo detuvo, 10 minutos antes de que empezaran a disparar los cohetes sobre los objetivos iraníes.

En realidad, el mismo Trump refutó esa versión, en un tuit y en una entrevista con Chuck Todd de la NBC el viernes por la mañana. Trump dijo en la entrevista que él nunca dio “luz verde” a la operación, y que no había ningún avión en el aire. Trump explicó que:

“Teníamos algo listo para iniciar sujeto a mi aprobación. Se acercaron a mí y me dieron, ‘señor, estamos listos para empezar, quisiéramos una decisión’.

“Yo les dije, ‘¿Cuánta gente moriría?’. En este caso, iraníes.

“ ‘Señor, vamos a ver y le responderemos’. Grandes personas, estos generales.

“Regresaron y dijeron, ‘señor, aproximadamente 150’.

“Pensé en ello por un segundo, y les dije, ‘¿saben qué? Ellos tumbaron un drone no tripulado, y aquí estamos nosotros frente a 150 personas muertas’. Eso hubiera sucedido en una media hora después de que yo diera la orden. Y no me gustó. Pensé que no era proporcional”.