Colapso económico, pobreza, y violencia extrema lleva a los centroamericanos a dejar sus hogares

22 de junio de 2019

22 de junio de 2019 — Una investigación que publicó el diario mexicano El Economista presenta un panorama impresionante de las espantosas condiciones de pobreza, violencia y “falta de futuro” que existen en El Salvador, Honduras y Guatemala, y que ha forzado a decenas de miles de ciudadanos de esas naciones a emigrar al norte, con el propósito último de llegar a Estados Unidos. Como le dijeron muchos a El Economista, ellos preferirían no dejar el país en el que nacieron, sin embargo la realidad los fuerza a hacerlo.

Esa realidad acentúa la necesidad urgente, no solo del programa de desarrollo económico propuesto para la región, sino uno más amplio en el que Estados Unidos y China jugarían un papel primordial como parte de la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

Por lo demás, miren al desempleo, en donde un enorme número de personas solo consigue empleos “informales” o en la economía subterránea; con bajos salarios, sin acceso al sistema de salud, a la educación, a una pensión, etc., y finalmente tienen una tasa espantosa de asesinatos y violencia.

En Guatemala, 3.5% de la población económicamente activa está desempleada; en El Salvador eso corresponde a un 6.8%, y en Hondura a un 8.2%, según las cifras oficiales, que son sumamente subestimadas, señaló la Executive Inteligence Review (EIR). En Guatemala, en el 2018, el 71% de los trabajadores estaban empleados en la economía informal; en El Salvador, correspondía al 66%, y en Honduras al 72%. Estos “empleados” no pagan impuestos, y por lo tanto tampoco reciben beneficios públicos.

Comparándolo con Estados Unidos, donde el sueldo promedio mensual es de $3,330 dólares; en Guatemala es de $354 dólares, en Honduras de $111 dólares y en El Salvador de $319 dólares. Incluso con un costo de vida menor, con estos sueldos es imposible llegar a fin de mes.

En Honduras, un enorme 51% de su población vive en extrema pobreza; en Guatemala un 46%, y en El Salvador un 13%.

Otro factor fundamental es la violencia, que es resultado de la actividad relacionada a las pandillas y a los carteles de las drogas. La tasa de homicidios en Honduras es de 44 por 100,000 habitantes; en El Salvador, la tasa de homicidios es de 51 por 100,000 habitantes; en Guatemala esta tasa es menor, de 22 por cada 100,000 habitantes.

Casi todas las personas entrevistadas dijeron que a pesar de los peligros del viaje hacia el norte, a pesar de la incertidumbre de no saber si van a llegar a EU, o incluso a pesar de los riesgos que conlleva poder lograrlo, existe al menos la posibilidad de conseguir algún tipo de empleo, y de vivir con una relativa seguridad.