Ministro de Relaciones Exteriores de China, puso de relieve el éxito de la reunión entre Xi y Trump; aplaude carta abierta de expertos sobre el tema

4 de julio de 2019

3 de julio de 2019 –- En el informe diario del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, el lunes 1º de julio, su vocero Geng Shuang, recalcó tres veces que China estaba satisfecha con el resultado de las reuniones entre los Presidentes Xi Jinping de China y Donald Trump de Estados Unidos, en Osaka, Japón. Fue particularmente fuerte cuando le preguntaron sobre una carta abierta que estaban circulando destacados expertos estadounidenses sobre Asia, en la que advierten en contra de tratar a China como enemigo.

Geng respondió que está al tanto de la carta que mencionan, y “si lo que revela la prensa es correcto, aplaudimos la sensatez de voz” que se expresa ahí. Seguidamente reiteró el punto de vista de China respecto a la cumbre entre Xi y Trump:

“El Presidente Xi y el Presidente Trump acaban de tener una exitosa reunión en los márgenes de la Cumbre del G20 en Osaka. El consenso más importante al que llegaron es el de avanzar con las relaciones entre China y Estados Unidos con miras a la coordinación, la cooperación y la estabilidad. Ambas partes anunciaron que las consultas comerciales se reiniciarán sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo. Este importante acuerdo pone de relieve la dirección correcta para las relaciones bilaterales, y suscita una vigorosa respuesta de parte de China, Estados Unidos y más allá. Es otro testimonio más de que una relación sensata entre China y Estados Unidos es el anhelo compartido por el pueblo de ambos países y del mundo entero”.

Si “los dos [países] siguen los principios y la dirección establecida por sus líderes”, añadió como comentario sutil, las relaciones bilaterales entre China y Estados Unidos deberían desarrollarse de forma estable, “para llevar más beneficios al pueblo de los dos países y a otros también”.

Reuters informó de la existencia de un bosquejo de la carta abierta el 29 de junio, el día de la cumbre formal entre Trump y Xi Jinping. Aparentemente la han firmado hasta ahora 80 ex diplomáticos de Estados Unidos y funcionarios militares, y están circulándola en búsqueda de un mayor número de firmas, antes de que la publiquen en algún periódico destacado. Según el informe de Reuters, en tanto la carta critica a China en varios puntos (represión interna, temas comerciales, “mayores pasos para controlar la opinión extranjera y una política extranjera más agresiva” [!], entre otras cosas), tiene el propósito de poner un alto a la política de tratar a China como “un enemigo económico y político”.

“Aunque estamos profundamente preocupados por el comportamiento reciente de Pekín, también consideramos que las acciones tomadas por Estados Unidos están contribuyendo al descenso en espiral de la relaciones”, cita Reuters. “Los esfuerzos de EU para tratar a China como un enemigo y separarlo de la economía global dañará el papel internacional de Estados Unidos y su reputación, y debilitará los intereses económicos de todas las naciones... El temor de EU de que Pekín lo va a reemplazar como líder global es exagerado”.