El arquitecto de ‘Lava Jato’ en Brasil, el juez Moro, pidió “permiso para ausentarse”

11 de julio de 2019

11 de julio de 2019 — Al juez Sergio Moro, arquitecto de la operación dizque anticorrupción denominada “Lava Jato” (Lava carros) en Brasil, y que funge ahora como ministro de Justicia del gobierno del Presidente Jair Bolsonaro, le fue concedida su solicitud de “permiso para ausentarse” desde el 12 al 17 de julio, para ocuparse de “asuntos personales”, informó ayer el Ministerio de Justicia.

Se especula mucho sobre que el tal “permiso para ausentarse” no será por tan poco tiempo. El 5 de julio, la revista semanal de noticias más grande de Brasil, Veja, publicó un devastador artículo de portada sobre el asunto, que fue publicado conjuntamente con el portal electrónico The Intercept de Glenn Greenwald, donde publican una mayor cantidad de textos privados filtrados y mensajes que exhiben la manera en que Moro violó la ley en su procesamiento de sus enemigos políticos y de intereses industriales y científicos brasileños de gran prestancia.

Esta revista de centro-derecha, bien enraizada en las instituciones, había sido uno de los principales defensores de Moro. El títular del artículo de Veja de 8 páginas es, “En exclusiva. Justicia con sus propias manos: nuevas conversaciones muestran que Moro cometió irregularidades, alterando la balanza de la justicia a favor de los fiscales en la investigación Lava Jato”. Veja incluye aquí un gráfico de sus propias publicaciones anteriores en las que presentaba a Moro como un héroe; en esta oportunidad, se ve a Moro en la portada inclinando la balanza de la justicia.

“Las comunicaciones que fueron analizadas por el equipo reporteril de Veja son ciertas y el artículo muestra que el caso es mucho más grave de lo que se conocía”, informa Veja. “Nuevos mensajes dan a conocer que Moro dirigió de modo ilegal las actividades de los fiscales de Lava Jato”.

El calificativo de “ilegal”, va más allá del calificativo más cauteloso que utilizó The Intercept, de comportamiento “poco ético” e “indebido”, señaló Greenwald.

Aunque Veja no lo destaca, ni lo comenta tampoco, ningún otro medio que haya reseñado la explosiva noticia que publicó Veja, entre las revelaciones más importantes que se conocieron de los textos que se intercambiaron, destaca la orden que dio Moro de arrestar al almirante Othon Pinheiro da Silva, padre del programa nuclear brasileño de ciclo completo. Al almirante Othon Pinheiro da Silva, de cerca de 80 años, y sin embargo jugando un papel crucial en el desarrollo científico soberano de Brasil, la operación Lava Jato del juez Moro le dio una sentencia bárbara de 43 años de cárcel.

Los informes que trascendieron la semana pasada, en el sentido de que la policía federal, que depende del Ministerio de Justicia de Moro, pidió al Ministerio de Hacienda que abriese una investigación a Greenwald por lavado de dinero, se están volteando en contra de Moro. Se informa que el Senado está pidiendo que Moro y el ministro de Hacienda, Paulo Guedes, comparezcan ante él para que expliquen ese aparente abuso de poder.