¿Es Bolton uno de los que “le soplan el oído” al Presidente, a nombre del embajador de Londres?

11 de julio de 2019

11 de julio de 2019 — El portal POLITICO Playbook del martes 9 de julio proporciona varios enlaces en los que se dan listas de los asistentes a varias recepciones y cenas en la embajada británica en Washington en los últimos dos años, y destaca ahí a los miembros del gobierno de Trump que asistían a los eventos. Estos listados no nos dicen mucho realmente, pero en la misma columna se llama la atención de un informe publicado en el Washington Post sobre la relación del ex embajador británico, sir Kim Darroch, con John Bolton, Asesor de Seguridad Nacional, lo cual es más sustancial.

“El mismo Darroch se reúne frecuentemente con el Asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, y tuvo reuniones tempraneras para desayunar con John Kelly, quien era entonces jefe de gabinete, según personas familiarizadas con este asunto, quienes al igual que otras personas en este informe, quisieron mantener el anonimato. Él fue esencial para trabajar con asistentes de Trump tras bambalinas para organizar sus visitas a Gran Bretaña de manera que no enfureciera al Presidente, dicen funcionarios de la Casa Blanca y de la embajada”.

Este artículo del Washington Post habla de una “camarilla, entre quienes se cuentan Kellyanne Conway, Stephen Miller, Mick Mulvaney, Sarah Sanders y el aliado de Trump, Chris Ruddy” quienes han sido invitados para cenas privadas con el embajador británico, “en donde intercambiaban opiniones sobre el Presidente y su toma de decisiones”.

A principios del primer período de Trump, Darroch describió su estrategia de “inundar la zona” en torno al Presidente de Estados Unidos, a fin de controlar todos los canales de asesoría. En su memorando a la Oficina de Relaciones Exteriores de la Mancomunidad, luego de la visita de Estado en la que el Presidente Trump se reunió con la reina en junio de 2019, Darroch informó con gran entusiasmo que miembros clave del equipo de Trump que lo acompañaron estaban “deslumbrados” con la visita de Trump a Londres. “Estos son contactos cercanos, con quienes tenemos años construyendo relaciones: son los guardianes de la puerta y los que ‘le soplan al oído a Trump’; los individuos en quienes confiamos para garantizar que se escuche la voz del Reino Unido en el Ala Oeste” de la Casa Blanca, se jactó Darroch.