Nave espacial japonesa recolecta muestras subterráneas del suelo de un asteroide

12 de julio de 2019

12 de julio de 2019 –- La nave espacial japonesa Hayabusa2 es la primera de su tipo en recolectar muestras minerales subterráneas de un asteroide. La Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) dijo que había confirmado la información que muestra como Hayabusa2 se posa y se eleva de manera segura recolectando las muestras como fue planificado, informó la conocida revista semanal de ciencia y tecnología New Scientist.

La nave había creado un cráter para aterrizar en abril, al disparar un proyectil de cobre contra la superficie. La misión de hoy fue la de aterrizar en el cráter y colectar muestras subterráneas, que los científicos creen que tienen información importante. Takashi Kubota, miembro de la JAZA y del proyecto Hayabusa2, anunció que “fue un éxito, un gran logro. Logramos con éxito todos los procedimientos programados”, informó New Scientist.

La nave comenzó su descenso gradual desde el lugar en que se encontraba. En la fase final del aterrizaje el 11 de julio, Hayabusa2 sobrevoló 30 metros por encima del asteroide y rápidamente consiguió la señal de aterrizaje que dejó una misión anterior.

El aterrizaje actual duró unos cuantos segundos. Durante el momento en que toco suelo, Hayabusa2 debía extender hacia la superficie su brazo para recoger las muestras, disparar un proyectil del tamaño de una esfera como de un centímetro para crear una grieta en la superficie y succionar los escombros que se despegaron del terreno.

Aterrizar en el asteroide fue todo un desafío para Hayabusa2, porque corría el riesgo de ser golpeada por polvo y escombros que quedaron del cráter, dijo Kubota. “Todo sucedió de manera perfecta, incluso mejor que perfecto, tal y como si Hayabusa nos estuviera leyendo la mente”, afirmó.

JAXA planea enviar la nave espacial, que estaban regresando a su posición inicial encima del asteroide, para que examine la zona de aterrizaje desde arriba.

Ryugu se encuentra como a 300 millones de kilómetros de la Tierra. Se espera que Hayabusa2 deje el asteroide para regresar a la Tierra a finales del año que viene, con muestras listas para hacer estudios científicos, escribió la revista New Scientist.