Los británicos trataron de entrampar a Irán con el fraude del buque cisterna

17 de julio de 2019

16 de julio de 2019 — Cada vez es más claro que la afirmación de los británicos de que Irán intentó secuestrar ó desviar a un buque cisterna británico en el estrecho de Hormuz, el 10 de julio, fue desde el principio toda una trampa orquestada por los mismos británicos, de acuerdo a la sugerencia que hizo el desacreditado ex embajador británico, sir Kim Darroch, de que se necesitaba una confrontación militar para vencer la repulsa del Presidente Donald Trump de hacer una guerra contra Irán.

Primero, por supuesto, las fuerzas especiales de los británicos secuestraron al buque cisterna iraní Grace 1 en el estrecho de Gibraltar, el 4 de julio, en un abierto acto de piratería. Luego desviaron el curso del buque petrolero británico British Heritage, que se encontraba en el Golfo Pérsico, y que originalmente se dirigía a Basra, Iraq, para recoger petróleo, hacia Arabia Saudita sin petróleo. Luego, el 10 de julio, enviaron al buque a través del estrecho de Hormuz, sin llevar petróleo de ningún tipo. ¿Por qué un buque petrolero saldría del golfo sin llevar petróleo, se preguntaría uno? Luego, ellos desplegaron a su única fragata militar en el golfo, la HMS Montrose, para que acompañase al British Heritage (que no traía carga). Llama la atención que el periódico Financial Times informara que hay entre 15 y 30 buques cisterna en el golfo en cualquier momento. ¿Por qué el British Heritage que no estaba cargado pidió ser escoltado?

CNN informó el 11 de julio que: “El 10 de julio, el buque [British Heritage] apagó su sistema de transmisión por alrededor de 24 horas”, navegando durante la noche por el estrecho sin el Sistema de Identificación Automática (SIA) encendido”. La página electrónica Moon of Alabama informó de estos sucesos, y explicó que navegar con la señal del SIA apagada es enormemente peligroso en un estrecho que tiene tanto tráfico, pero que ese buque “de todas maneras sería visible para los radares de vigilancia iraníes que controlan el Estrecho de Hormuz”, lo cual seguramente haría que Irán sospechase de algo.

Con un anzuelo como ese, ¿pretendían los británicos involucrar a Irán en un conflicto militar? El Ministerio de Defensa del Reino Unido alegó que “tres embarcaciones iraníes intentaron impedirle el paso a un buque comercial, el British Heritage, por el Estrecho de Hormuz. La fragata HMS Montrose se vio forzada a colocarse entre las naves iraníes y el British Heritage y elevar un alerta verbal a la embarcación iraní, la cual se retiró”.

Irán informa que no hubo tal confrontación. Lo que sí está claro es que Irán no cayó en la provocación, lo cual posiblemente explica por qué el Secretario de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, está ofreciendo liberar al buque cisterna iraní Grace 1, que fuera secuestrado en el Estrecho de Gibraltar.