La revista Science de la AAAS publicó informe de la Academia China de Ciencias, “Presente y futuro del programa de exploración lunar de China”

29 de julio de 2019

29 de julio de 2019 — Dos días antes de la celebración del 50avo aniversario del alunizaje del Apolo 11, la revista Science, de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés) publicó el 18 de junio un artículo titulado “Presente y futuro del programa de exploración lunar de China”. El artículo salió salio en la sección “Policy Forum” de Science, firmado por un equipo de cuatro de los principales investigadores espaciales de la Academia China de Ciencias, y describe los logros y los planes de las misiones del Chang’e (CE). En especial, “pone de relieve la colaboración espacial”, como lo señala en el resumen. Entre los cuatro autores chinos se cuentan Chunlai Li de los Observatorios Astronómicos Nacionales de China, y Chi Wang del Centro Nacional de Ciencia Espacial, Pekín.

El mismo día de la publicación del informe, el sitio electrónico Space.com publicó una reseña del contenido del informe chino que publicó Science (en donde el acceso a los artículos está limitado a los miembros de la AAAS y los suscriptores). El artículo de Space.com se titula, “China Eyes Robotic Outpost at the Moon’s South Pole in Late 2020s” (China contempla una base robótica en el polo sur de la Luna para fines de la década de 2020), firmado por Mike Wall. El termina su relato sobre el informe chino del programa lunar, así:

“China está dispuesta a colaborar con otros países en estos proyectos futuros, escribió el científico, y cita las múltiples cargas internacionales a bordo del Chang’e-4.

“Probablemente la NASA no puede ser un socio significativo en este momento. Desde el 2011, la agencia espacial [NASA] tiene prohibido cooperar con China en actividades relacionadas con el espacio, a menos de que obtenga de antemano una aprobación del Congreso. Pero China está abierta para trabajar con la NASA de la manera más ampliamente posible, según Li y sus colegas.

“ ‘Ambas partes pueden iniciar la cooperación en aspectos tales como el intercambio de datos científicos e información sobre el reconocimiento de la situación en el espacio’, dice el informe. ‘Asimismo, China espera explorar más oportunidades para cooperar con la NASA para preservar el ámbito espacial para las generaciones por venir’ ”.

La reseña de Space.com sobre el programa del CE informa que la misión china para colectar muestras del Chang’e-5, que está programada para ser lanzada el año próximo, va a alunizar en las enormes llanuras basálticas Oceanus Procellarum (Océano de las Tormentas), unos 18 grados al norte del Ecuador lunar. Pero después de esto, se desplazará y se concentrará en el Polo Sur.

El Chang’e-6 tiene la meta de traer muestras recogidas de esa región, y el Chang’e-7 estudiará el medio ambiente del Polo Sur y sus recursos. Ninguna de las dos misiones, todavía, tienen fecha programada de lanzamiento, sin embargo las dos saldrán en algún momento de la década del 2020, si es que todo resulta de acuerdo a lo planeado.

Los investigadores escribieron en Science que, “por medio de estas misiones, se construirá en la Luna un prototipo de estación robótica de investigación científica. La metas de exploración reorientarán su enfoque desde el desarrollo de la tecnología espacial, a la ciencia espacial y las aplicaciones espaciales”.

Más aún, “la Estación Lunar de Investigación Científica, con la capacidad de hacer operaciones de larga duración y control operativo inteligente, se diseñará para llevar a cabo verificaciones técnicas y la validación del desarrollo de los recursos y la utilización de la tecnología, explorar las posibilidades para su aplicación, aumentar la capacidad de aplicar la ciencia y los recursos lunares, y establecer los fundamentos para la construcción y operaciones de futuras Estaciones Lunares de Investigación, así como la exploración humana de la Luna”.