Naciones de la Amazonia se aferran a la geopolítica; planean cumbre regional sin Venezuela

29 de agosto de 2019

29 de agosto de 2019 — Luego de la reunión con el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, el 28 de agosto, el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció en rueda de prensa que el 6 de septiembre habrá una cumbre de Jefes de Estado de los países miembros de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA) –con la excepción de Venezuela—y que tendrá lugar en la ciudad de Leticia, Colombia. En la cumbre, dijo, se discutirá “una política única para preservar el medio ambiente, y explorar un [programa] sostenible para nuestra región”. Aún más, dijo, esta reunión debe buscar una perspectiva regional a la “defensa de la soberanía de cada país” que contenga parte de los bosques del Amazonas dentro de sus fronteras, informó la agencia de noticias argentina, Telam.

El hecho de que se lleve a cabo una cumbre para abordar los problemas en el Amazonas, en general está bien. Que excluyan de esta reunión a Venezuela no lo está: restringe la discusión al marco geopolítico existente de “demócratas” contra “no demócratas”, y agudiza el conflicto entre esas naciones. Con anterioridad el Presidente de Bolivia, Evo Morales, hizo un llamado para realizar una cumbre de la OCTA incluyendo a Venezuela, del cual Jorge Arreaza, ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela se hizo eco. El grupo de naciones restantes rechazó esta propuesta.

Está por verse si Bolivia va a estar presente en la cumbre la semana que viene. Ayer, Iván Duque, Presidente de Colombia, y Martín Vizcarra, Presidente de Perú, se reunieron en Pucallpa, Perú, y respaldaron la propuesta para que esa cumbre se lleve a cabo; pero el enormemente ambicioso Duque se presentó como la persona que planteó la iniciativa, y anunció que la va a promover en septiembre en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas. Aunque Chile no tiene territorio del Amazonas, Piñera va a participar en la reunión porque él será el anfitrión de la próxima cumbre sobre el clima COP25, en diciembre. Él y Bolsonaro firmaron acuerdos bilaterales para defender el medio ambiente y a las poblaciones indígenas.

Y sobre el tema de aceptar los $20 millones de dólares que el Grupo de los 7 (G7) le ofreció a Brasil para combatir los incendios en el Amazonas, Otavio Rego Barros, vocero de Bolsonaro, dijo ayer que no tiene problema con aceptarlo, siempre y cuando “esto no ofenda la soberanía de Brasil”, y que el gobierno determinaría como se utilizarían los fondos. En la conferencia de prensa de hoy, Bolsonaro de nuevo se refirió a los $20 millones de dólares, argumentando que “pareciera que el precio de Brasil es $20 millones, pero Brasil no tiene precio… [sean] $20 millones o $20 mil millones de dólares. Para mí es lo mismo”.

El grupo de países miembros de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA) son, Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Venezuela, Colombia, Surinam, Guyana, y la Guyana Francesa.