Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Un descenso hacia el caos, o un Nuevo Paradigma

5 de septiembre de 2019
trump-sep4-2019.jpg
El Presidente Donald J. Trump, junto con el Secretario de Salubridad y Servicios Humanos, Alex Azar, durante el anuncio de la partida de $1,800 millones de dólares para financiar el combate a la epidemia de opiáceos, el miércoles 4 de septiembre de2019, en el Salón Roosevelt de la Casa Blanca. (Foto oficial de la Casa Blanca).

5 de septiembre de 2019 — La realidad de que el sistema financiero occidental está en una crisis profunda se reconoce ya abiertamente en la prensa financiera occidental, y las respuestas de la élite financiera demuestran el nivel de pánico que viven. La propuesta del jefe del Banco de Inglaterra, Mark Carney, de sustituir al dólar con la criptomoneda de Facebook, la “libra”, es solo la más descabellada y más destructiva de las que se han adelantado. Pero los medios noticiosos dominantes y populares no han informado al público en general de esta situación tan precaria, y mientras tanto, el Presidente Donald Trump le ha dado su respaldo a la idea de lanzar “dinero del helicóptero” a través de imponer tasas de interés negativas e imprimir más “Emisión Cuantitativa”, lo cual simplemente va a inflar más todavía la burbuja que está a punto de estallar. Los esfuerzos del Presidente Tump de mantener la situación a flote hasta las elecciones del 2020 mediante la impresión de dinero para los bancos, está condenada al fracaso, y si la burbuja estalla antes de las elecciones, las posibilidades de su reelección estarían también condenadas.

Sin embargo, el nuevo paradigma diseñado y promovido por la organización de LaRouche durante los últimos 50 años, está tomando forma concreta por todo Asia, y Estados Unidos se podría unir fácilmente a este proceso. El miércoles 4 en Vladivostok, el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el Primer ministro de India, Narendra Modi (quien es el invitado de honor en el Foro Económico Oriental que se realiza del 4 al 6 del presente) emitieron una declaración conjunta con 81 puntos, entre los cuales se señala: la cooperación en el desarrollo nuclear; cooperación en el espacio; mayores inversiones de India en el Lejano Oriente ruso y en el Ártico; mayor colaboración entre Rusia, China e India, a través de la Organización de Cooperación de Shangai (OCS); y “una arquitectura de seguridad equitativa e indivisible en Asia y en la región del Pacífico”. Solo una mentalidad geopolítica, según el molde del imperio británico, podría ver esto como una amenaza a las naciones de Occidente, en vez de una invitación abierta para reunir a todas las naciones en un nuevo paradigma de paz mediante el desarrollo.

Este es el antídoto necesario a la escalada en ascenso del movimiento fascista verde para acabar con la industria y el desarrollo científico con el fraude científico del cambio climático antropogénico. A los niños maltratados y sometidos al abuso terrorista verde y lavados de cerebro para que crean que llegó el fin del mundo —más aún, que el mundo será destruido si no se elimina el progreso humano y el crecimiento de la población—es necesario proporcionarles los medios para que se liberen de ese maltrato y de esa peligrosa y vil mentira para que desarrollen todo su potencial creativo.

El único programa más importante del Presidente Donald Trump, su intención de revivir y ampliar el programa espacial visionario del Presidente Kennedy, es el medio necesario para enfrentar las mentiras de los eco-fascistas, empezando con la falsedad de que en la Tierra hay “recursos limitados” que se están acabando, e inspirar a la juventud a que comprenda el mundo bello que puede existir cuando la humanidad haga realidad su verdadero destino, llevar el dominio sobre la Tierra al sistema solar y más allá.

Para llevarle esta visión a las siguientes generaciones, el Instituto Schiller llevará a cabo días de acción en las universidades en todos los continentes, durante la semana del 9 al 13 de octubre. La fundadora y presidente del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, redactó un volante titulado “Llamado internacional a la juventud: ¡La edad de la razón está en las estrellas!”, el cual se ha traducido a varios idiomas para facilitar la intervención de la razón creativa y la chispa del pensamiento del renacimiento en los jóvenes de todo el mundo.

Juntemos a las naciones involucradas en la exploración espacial, Estados Unidos, Rusia, China, Japón, India, Europa y más. Somos una sola raza, con naciones soberanas, con un solo destino humano: dominar las leyes del universo, cada vez de manera más perfecta, con los ojos puestos en los próximos 100 años y el próximo milenio.