Colombia estalla en protestas masivas en contra del programa de austeridad del gobierno

23 de noviembre de 2019

22 de noviembre de 2019 — Ciudadanos en diferentes ciudades de Colombia, tomaron las calles el jueves 21 en una huelga general convocada por una coalición de federaciones de sindicatos, estudiantes y organizaciones sociales, para protestar contra los planes del Presidente Iván Duque de imponer un programa de austeridad. Según trascendió, ese programa consiste entre otras cosas, en una reforma a las pensiones, subir la edad de jubilación, y reducir el sueldo a los jóvenes por debajo del salario mínimo.

La respuesta a la convocatoria fue masiva, en especial entre los estudiantes, tanto en la capital del país, Bogotá, como también en Cali, en Cartagena, en Medellín, y en otras ciudades. En Bogotá, una enorme cantidad de personas bloqueó las carreteras más importantes, lo cual detuvo el transporte público. Hubo mucha violencia, e intervino la policía y el ejército, que habían sido desplegados de antemano a nivel nacional en anticipación a la huelga. Como resultado de la violencia en Cali, el gobierno local impuso un toque de queda desde las 7:00pm. En Cartagena, todo el transporte público dejó de prestar servicio ese día.

El diario El Espectador informó que la participación representa la manifestación más grande que se han llevado a cabo en Colombia en muchos años. Los estudiantes han sido el factor clave. Estudiantes de universidades públicas y privadas han estado manifestando por semanas, para exigir una mayor inversión para las universidades, y en esta ocasión protestaron porque Duque se echó para atrás en un acuerdo que había firmado prometiendo aumentar el presupuesto para la educación. Los manifestantes también quieren que el gobierno haga más sobre el acuerdo de "paz" con las FARC (cuyo propósito real era legitimizar al cartel de la cocaína FARC, y tenía muy poco que ver con la "paz"), y que haya mayor protección para los líderes indígenas que han sido amenazados de muerte.

El día anterior Duque anunció que, preventivamente, cerraría las fronteras con los cuatro países vecinos de Colombia: Brasil, Venezuela, Ecuador y Perú.