Helga Zepp-LaRouche y el Instituto Schiller entre los miembros fundadores del Grupo de Expertos con CGTN

10 de diciembre de 2019

10 de diciembre de 2019 — La cadena China Global Television Network (CGTN), la red audiovisual en inglés del Partido Comunista de China (PCC), fundó el miércoles 4 de diciembre el “grupo de expertos con CGTN”, como parte de la tercera Cumbre Global de Medios de CGTN, con la participación de más de 300 personas de círculos políticos, empresariales, de medios de comunicación y tecnológicos de todas partes del mundo. Este nuevo grupo de expertos tendrá “relaciones de cooperación con 50 grupos de reflexión conocidos a nivel mundial, con la idea de ofrecer conocimientos sobre el desarrollo del mundo y promover la comunicación entre las diferentes culturas”, según la reseña de Xinhua sobre la declaración que emitió la CGTN.

Entre los miembros fundadores de este nuevo organismo, estuvo Helga Zepp-LaRouche, a quien presentaron como la “fundadora y presidente del Instituto Schiller”. Entre otros miembros destacados se cuentan instituciones dedicadas al diálogo de civilizaciones, cámaras de comercio y otras instituciones similares. Como Alexander Lukin, director de Estudios del Lejano Oriente de Asia y de la Organización de Cooperación de Shangai (SCO) de la Universidad Nacional de Investigación de Altos Estudios de Economía del Ministerio de relaciones Exteriores de Rusia, y miembro destacado del Club de Valdai.

Helga Zepp-LaRouche, quien fue la única mujer en el estrado en el momento de apertura del evento (aparte de la moderadora Liu Xin, anfitriona del programa de CGTN “The Point with Liu Xin”), informó hoy a la membresía del Instituto Schiller en Estados Unidos que dio un discurso en uno de los paneles del evento, el cual estuvo enfocado en la velocidad en que se está desintegrando el sistema financiero occidental y sobre la urgencia de lograr un nuevo Bretton Woods para establecer un nuevo sistema congruente con el espíritu de la Nueva Ruta de la Seda.

Además Zepp-LaRouche tuvo una serie de reuniones privadas, y la Radio China Internacional le hizo una entrevista.

En su conversación con miembros del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche informó que casi todas las personalidades chinas con quienes ella pudo hablar, se mostraron muy disgustados por el deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China, y los viciosos ataques contra China de parte de Estados Unidos, y temen que sea difícil restablecer las relaciones por mucho tiempo. Aunque están al tanto de la patraña del juicio político contra Trump, la mayor parte de ellos no tiene idea sobre el golpe de Estado en marcho y del propósito del mismo. Del mismo modo, en general tampoco están al tanto de la severidad de la crisis financiera y de la desintegración inminente del sistema, afirmó.

Con respecto a las condiciones en China, ella describió la diferencia que hay con las ciudades de occidente como algo “increíble”. Una nación de 1,400 millones de personas, con alrededor de cientos de ciudades cuyas poblaciones son de un millón de personas o más, e incluso así “todo funciona”. Las ciudades son limpias, hay construcciones en todos lados; “las cosas funcionan, esa es la diferencia clave”.

La “direccionalidad es hacia arriba”, dijo. La cuestión del “comunismo”, sobre el cual tantos en occidente insisten que es el “coco”, no tiene nada que ver con la vieja República Democrática Alemana (DDR). Es “socialismo con características chinas”; es decir, China ha regresado a sus raíces confucianas, a sus valores tradicionales, en tanto que nosotros en Occidente no hemos retornado al Renacimiento Europeo o a la Revolución Americana. No hemos vuelto a nuestras mejores tradiciones.

“Ni China ni Rusia son como los pintan”, recalcó Zepp-LaRouche.